Diez años sin Badía – 29 de junio 2022

Juan Alberto Badía era la imagen de la radio. Era la imaginación de los Beatles en el éter. Uno más de ellos que salió de Ramos Mejía y aterrizó en Liverpool. Su voz todavía nos rebota en el cerebro y en el corazón y dice así:

Imagina que no hay paraíso,
Es fácil si lo intentas,
Ningún infierno debajo de nosotros,
Arriba de nosotros, solamente cielo,
Imagina a toda la gente
Viviendo al día…

Imagínate Beto que hay mucho dolor aquí abajo. Que los músicos argentinos se sienten huérfanos. Que todas las radios están de luto desde hace 10 años por tu ausencia. Que los oyentes esperan que termine la tanda para volver a escucharte. Que Fernando Bravo, tu amigo del alma no puede con su alma.
En la revista Radiolandia le hicieron la primera nota. Cuando le preguntaron por sus sueños él dijo que le gustaría construir una trayectoria en la radio, que era lo que más amaba del trabajo. Eso lo superó con creces. Hizo una maratón que fue espejo y ejemplo para muchos. Cuarenta años jugando en primera. Entrevistó a Jorge Luis Borges y a Tita Merello pasando por Charly García y todos los músicos argentinos.

Todavía recuerdo tu cálida voz en el teléfono en febrero del 2011 el día que recé una columna que decía que Badía tiene compañía. Una vez más me contaste cuando fuiste a Colombia con Bravito y juntos hicieron los comentarios del aquel partido en donde River se jugaba la vida. Por suerte pude confesarte toda mi admiración. Yo te miraba en silencio mientras hacíamos el pase en radio del Plata y vos me trataste como si fuéramos compinches. Hasta fuimos a jugar al básquet al club Palermo. ¿Te acordás de las picadas que comíamos en el buffet? Después supe que hacías eso con todos. Que no hay a nadie en el mundo de la radio que no te quiera. Que no tenes enemigos. Que te la pasaste acercando posiciones, cerrando brechas, reconciliando gente, valorando la diversidad en el más amplio sentido de la palabra.

Para mí, vos, Bravito, Carrizo y Cacho Fontana estaban en el olimpo de los próceres de la radio. De los que reinventaron la magia de la comunicación. Primero me atravesó tu Flecha Juventud mientras yo celebraba la rebeldía del pelo largo, los vaqueros gastados y los dedos en ve. Con la música de los Beatles., por supuesto.
Graciela Mancuso, tu compañera inseparable para tirar paredes con los tonos y las melodías. Pobre Graciela, ella también fue a buscarte también en junio pero del año pasado.
Cuanto asombro por la filosofía pacifista cargada de humanismo de John Lennon que modeló nuestra ética de la solidaridad. Con todo eso crecimos juntos. Con tu extraordinaria capacidad para crear climas, para establecer una atmósfera de buena onda con el entrevistado. A veces pienso que con Juan Ramón, con semejante viejo, con ese maestro de locutores, no tenías otro destino que aferrarte a los micrófonos y vivir entre auriculares. Hijo de tigre. Hijo del ISER.
Seguimos de cerca esa batalla desigual que diste contra ese maldito cáncer que seguramente debe odiar la música, los medios y la alegría. ¿Quién lo hubiera dicho? Meterse con Juan Alberto Badía, que hijoputez. Con ese locutor gigantesco que formó generaciones y que jamás apeló al escándalo ni al trazo grueso. ¿Te acordás del día que empezaste en radio Antártida? ¿De tu primer aviso? ¿Del furcio que más te avergonzó? De tus grandes éxitos. Le abriste una puerta gigantesca en la tele a muchos y de todos los palos. Desde el periodista deportivo Marcelo Tinelli hasta el maestro del periodismo, Pepe Eliaschev.
Te ganaste en buena ley 6 premios Martin Fierro y uno a la trayectoria con un discurso de agradecimiento que nos hizo llorar a todos. Sobre todo a tus hijos, a Bárbara, Natalia y Juan Agustín que deberán sentir orgullo genuino y eterno. Estabas abrazado a tu hermana Marisa. Ella te sostenía y toda la gente aplaudía de pie. A toda la industria de los medios audiovisuales se le estrujó el alma a verte tan optimista, tan íntegro, tan frágil. Siempre pensando en proyectos y laburando cien horas por día. Pero aprendiste al final que tenías que abrir las manos y permitirse recibir tanto afecto. Y eso fue aliviador.
Escuché que dijiste que era increíble la cantidad de gente que defendía tu vida como si fuera propia. Es cosecha merecida de tu siembra. Todo lo bueno que hiciste hoy te vuelve multiplicado.

Me consuela saber que nunca estarás solo. Que millones te estarán sintonizando porque igual que Bravito, tu domicilio es el aire. Que te esperaron John Lennon y el flaco Spinetta. Ahí fue el capitán Beto, flaco. Cuidalo. Aquel día te llevó una noticia como para dar la vuelta olímpica en el cielo. Volvieron a primera hace ya 11 años. Justo. Hay una banda roja que los envuelve. Un estadio de fiesta. Celebrando la vida de Badía y sus sesenta y cuatro años de ejemplo. Tal vez eso sea lo que más duele. Fue demasiado pronto, Juan Alberto. Cuando tenga sesenta y cuatro años, aun me seguirás necesitando, todavía me seguirás alimentando. Cuando sea más viejo y se me caiga el pelo. A los sesenta y cuatro lloramos tu despedida que es bien arriba, con la luz roja encendida eterna en tu homenaje:

Imagina
Tu puedes decir que soy un soñador,
Pero no soy el único,
Espero que algún día te nos unas,
Y el mundo vivirá como uno solo, Beto querido.
El día del final, en el cementerio de Pilar, Alejandro Lerner comenzó tímidamente a entonar Let it Be. Y todos lo acompañamos con la garganta inundada. Fue un himno de despedida. Déjalo Ser. Todos te dejaron ser. Y vos nos dejaste ser a todos. Beto querido, te extrañamos. Que en música descanses. Y que una radio te acompañe por toda la eternidad.

Tierra arrasada por el kirchnerismo – 28 de junio 2022

Al gobierno de Cristina y Alberto ya no le queda nada por destrozar. Han roto todo y por eso, la gran mayoría de argentinos lo definen como el peor gobierno de la historia democrática.
Han logrado convertir a nuestro sufrido país en tierra arrasada. Es tan grande la inoperancia del fanatismo ideologista que ahora están dinamitando hasta su propia coalición de gobierno. Es el Frente de Todos contra todos.
Sergio Berni es integrante de la línea fundadora del kirchnerismo. Desde Rìo Gallegos que viene siendo un soldado disciplinado de Nèstor y Cristina. Sin embargo no se habla con la vice presidenta y ya le pidió públicamente que se lleve al borracho porque ella lo trajo. Berni habla como si no hubiera tenido nada que ver durante estos últimos 20 años.
En declaraciones a una radio oficialista, Berni dijo que: «el país está llegando a un estado de irracionalidad e intolerancia que desembocan en estos hechos», después de conocerse la muerte de un camionero que fue atacado tras intentar cruzar un piquete en la localidad de Daireaux.
Pero no contento con eso, como si recién llegara a la realidad, el Ministro de Seguridad aseguró que: «Me parece que la Argentina está llegando a un estado de irracionalidad, crispación e intolerancia que desembocan en estos hechos.
Y finalmente, rematò su comentario editorial con un título para la historia: “Argentina ya està perdiendo el rumbo y el orden”.
Periodistas independientes y opositores sensatos lo vienen advirtiendo hace meses. Pero hay muchos kirchneristas de oración diaria, que recién lo están reconociendo ahora porque se dan cuenta que el país se està hundiendo, que el gobierno es un horror, que los argentinos que màs sufren están sufriendo màs todavía y que el frente que Cristina pariò para ganar las elecciones, està en plena descomposición.
Nadie puede planificar nada en esta tierra arrasada por Cristina y su banda delictiva. No hay precios de los productos y no hay productos. No hacen nada para frenar la inflación y por el contrario toman medidas para acelerar y profundizar la hecatombe económica. Lo mismo pasa con el dólar y la falta de inversiones. No hay gasoil y ni se preocupan por gestionar ese drama productivo. Se ponen del lado de los delincuentes de todo tipo. De los corruptos ladrones de estado como Cristina, Boudou, Làzaro, Uribarri y cientos màs. Y del lado de los dictadores criminales que gobiernan Cuba, Venezuela, Rusia e Iràn.
En esa no se equivocan. Siempre del lado de los victimarios. Los seudo mapuches son protegidos y alentados por los K. Los presos son idolatrados por los K.
Se acusan mutuamente sin que se les caiga la cara de vergüenza. La Campora contra al Movimiento Evita. El ministro de Transporte contra el Secretario de Energìa. Axel Kicillof contra Martìn Guzman. Berni contra Anìbal Fernàndez. El Cuervo Larroque contra Pèrsico. D`Elìa contra Cristina, Hebe contra Alberto y Cristina contra todos.
Estàn cortado por la misma tijera. Estàn entrenados en buscar culpables en lugar de soluciones y por eso quebraron este país y sembraron el odio y la vagancia en la población. Decìan que volvían mejores y volvieron mucho peores.
Bonafini también es de la línea fundadora del kirchnerismo. Y no se cansa de castigar a Alberto sin decir que Alberto es un espantapàjaros que inventò su amada Cristina. Ahora dijo que Alberto, siempre quiere ser el protagonista y que si va a un velorio, quiere ser el muerto.
Se tiran con todo. Con la misma saña con la que les tiran a los periodistas, jueces y opositores, ahora los misiles explotan puertas adentro.
Incluso se amenazan con romper la omertà que los mantuvo como cómplices y hablar sobre la mega corrupción de estado. Luis D’Elìa fue claro cuando contò que sentía asco en la cárcel cuando veìa que Cristina tenía tres hoteles y que Daniel Muñoz compraba propiedades en Estados Unidos por 60 millones de dólares.
Ayer le contè que fue el propio Alberto el que por escrito, aseguró que Cristina fue la autora del encubrimiento màs grande del delito de coimas al estatizar Ciccone para proteger a Amado Boudou.
Como puede verse, estoy argumentando el concepto de Tierra arrasada que están dejando estos muchachos con palabras de oficialistas. Berni, Hebe Bonafini, D’Elìa y Alberto por nombrar solamente a los màs conocidos. Pero por abajo, en los barrios se acusan de todo. Cristina como nunca està recibiendo un feroz fuego amigo. Y esa es la forma de comprobar que cada vez tiene menos poder y que està en su peor momento aunque nunca hay que subestimar su capacidad de daño.
“Cristina tiene un quilombo con la negrada, no quiere a la negrada, ella prefiere los blanquitos de clase media de La Cámpora”, dijo Luis D´Elía en una radio del palo. La acusó de discriminar a los pobres.
Luis D’Elía no es un eslabón suelto. Hoy expresa lo que Alberto no se atreve a decir. Sus acusaciones fueron demoledoras contra quien fuera su jefa política. Se las resumo: “Cristina tiene posiciones suicidas y yo no me quiero suicidar con ella. Muchas de sus posturas están en sintonía con el macrismo. Yo no fui a la cárcel por corrupto. Fui por defender a Cristina”.
La grieta se profundiza cada vez màs adentro del gobierno. Irresponsables y suicidas nos están llevando al peor de los mundos: la tierra arrasada. Y estÀ claro que no fue magia. Fue mafia.

Boudou ensució la memoria de Belgrano – 27 de junio 2022

Aunque usted no lo crea, el delincuente de Amado Boudou dio una clase sobre Manuel Belgrano. Fue en el Instituto Patria, acompañado por Oscar Parrilli y ante militantes cristinistas. La conferencia de Boudou se tituló: “El legado de Belgrano”.
Le confieso que me sentí humillado como argentino. Con una profunda vergüenza ajena. Entiendo que el fanatismo ideológico o el dinero fácil, lleve a mucha gente a rendir pleitesía a personajes indeseables. Pero aplaudir con obsecuencia frente a un delincuente de estado de semejante magnitud, supera todos los límites. Si hay alguien en la vida política que no puede hablar de Manuel Belgrano sin manchar a uno de los próceres más grandes que dio esta tierra, ese es Amado Boudou.
Manuel Belgrano nació en cuna de oro y
murió en la más terrible de las miserias y su monumento fue construido con el aporte del pueblo. En la función pública se empobreció lícitamente.
Amado Boudou, se enriqueció ilícitamente. Fue condenado por coimero y corrupto a 5 años y 10 meses de prisión por 16 jueces y con sentencia firme hasta de la Corte Suprema de Justicia. No es una opinión de un periodista independiente o de un opositor político. La justicia lo encontró culpable de haber cometido un delito grave como funcionario y por eso, además lo condenó a inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.
Se quiso quedar con Ciccone, la fábrica de hacer billetes. Y eso fue claramente probado por la justicia y reprobado por la ética republicana.
Boudou es el icono del latrocinio y el robo a mano amada y Belgrano, la estampita de la honradez republicana.
Dan ganas de decirle a Boudou que saque sus sucias manos de la figura de Belgrano.
Manuel Belgrano combatió contra todo tipo de autoritarismo. Defendió la libertad de prensa y la modernización y trajo de Europa las ideas más avanzadas de soberanía y emancipación.
Amado Boudou saltó del liberalismo de los Alsogaray a disfrazarse de kirchnerista guevarista. Al igual que Cristina, defiende a dictaduras como las de Cuba y Venezuela.
Boudou está en las antípodas de Manuel Belgrano. Manuel Belgrano cohesiona a los argentinos detrás de su ejemplo. Es una figura indiscutida como emblema del país que queremos.
Boudou fue el jefe de una banda de estafadores. Pretenden instalar a Boudou como si fuera un dirigente honrado y es todo lo contrario. No lo podemos permitir. Hay que derrotar ese relato mentiroso.
Hace 50 días, el Honorable Senado de la Nación dejó
de ser tan honorable por unas horas.
Todavía no lo puedo creer, pero Amado Boudou fue ovacionado en una sala donde se estaban recordando los diez años de la sanción de la ley de identidad de género.
“Histórico”, dijo la locutora cuando ingresó como si fuera una estrella de rock o un prócer de la democracia. “Ídolo”, le gritaron desde la platea. “Te amamos, Amado”, se escuchó como un escupitajo a la honestidad. La señal que mandan a la sociedad es de terror. Sigan robando, muchachos, total no pasa nada. Necesitamos más transparencia y honradez y adulan a un ladrón de estado. Lo elevan a la categoría de ídolo.
Es como si el cristinismo hubiera cambiado la frase de Perón y ahora los únicos privilegiados no son los niños, son los delincuentes.
Cuando juró Boudou se enteró que Dios y la Patria lo podían demandar. Y la patria lo demandó.
Hace dos meses, un fallo vergonzoso de un juez amigo de Formosa, lo sobreseyó en la causa de las coimas del gobierno de Gildo Insfrán. Pocas causas tienen tantas pruebas. Hasta hubo una confesión explícita de Alejandro Vandenbroele que fue el que retiró en una valija los dos millones de dólares del banco.
Para protegerlo, en su momento, Cristina ordenó una maniobra sin antecedentes. Expropiar una empresa para encubrir a un delincuente de estado como Boudou que se la quiso apropiar. Fue un descarado saqueo a todos los argentinos. Una estafa a cielo abierto.
Una mojada de oreja y humillación a todos los argentinos honrados que cumplen con la ley.
Amado Boudou, a esta altura, es el nombre de la impunidad obscena y el apellido del privilegio repugnante.
De todas maneras, todos los argentinos le pagamos una jubilación de privilegio de más de 700 mil pesos. Es insólito lo de Boudou. No puede ser funcionario por ladrón y estafador, pero si puede cobrar la mega jubilación de la casta gobernante. ¿Se acuerda de la opinión del actual presidente, Alberto Fernández?
Conviene recordarlo. En su columna del diario “La Nación” del 30 de mayo de 2014, titulada “Game Over”, hay un respaldo absoluto a la justicia y una crítica severa a Boudou que recién había sido llamado a indagatoria.
El actual presidente escribió que “Todas las excusas dadas por él hasta aquí se han ido desvaneciendo con la misma velocidad con la que el agua se escapa entre los dedos. Boudou ya no tiene coartadas. Los argentinos saben cuánto ha mentido en su alocada carrera por escapar de los hechos que se le atribuyen”.
En otro párrafo que tiene una impresionante actualidad, Alberto dice: “Fue sorprendente escuchar las voces del oficialismo que avalaron sus dichos y lo exculparon del hecho que se le atribuye. Tan fuerte fue la defensa organizada desde el poder, que hasta una ley de la Nación, impulsada por la mismísima presidenta, acabó por expropiar la empresa Ciccone para hacer más compleja la investigación de la maniobra… Tratando de preservarlo, Cristina no dudó en involucrar al parlamento argentino en el más grave encubrimiento que se recuerda: la expropiación de Ciccone”.
Alberto dice que Cristina ordenó el más grave encubrimiento que se recuerde con Boudou.
Este texto es demoledor. Parece escrito esta mañana y sin embargo fue redactado hace apenas 8 años por el actual presidente. Creo que está todo dicho. Boudou fue y es un delincuente idolatrado que ensució la memoria de Belgrano.