Basta de femicidios – 25 de noviembre 2014

Hoy es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer. Esta columna intenta ser un alerta y un aporte al combate contra semejante horror. Es que aumenta la condena social, pero los femicidios no disminuyen. Solamente el año pasado hubo 295 asesinatos de mujeres. Estamos hablando de un crimen cada 30 horas. Por eso no me canso de repetir.
Pobre Marcela. Siente dolor, miedo y vergüenza. Tiene miedo de contarle a sus amigas y a su familia que Miguel, su esposo, la castiga brutalmente. Primero siente el dolor físico. Ese puño repugnante contra su cara. La sangre que no para. Las hematomas. El cinto como látigo sobre sus piernas. Después siente miedo que Miguel vuelva a enojarse aunque sabe que no importa lo que ella haga o diga: una vez por semana, el la va a golpear. Marcela nunca le contó su drama a nadie. Solo hay dos personas en la tierra que lo saben. Miguelito, su hijo mas grande que- pobrecito- un día se levantó para hacer pis a la madrugada o tal vez se despertó por los gritos y vio justo cuando él le pegaba una patada en la espalda.
El hijito entró en una crisis de llanto y no paró hasta el mediodía siguiente. En esa época tenía 9 años y él tampoco nunca preguntó ni dijo nada. Ya pasaron dos años y Marcela sabe que él sabe y él sabe que ella sabe. Hay miradas y lágrimas que nunca se olvidan. La otra persona que conoce esta tragedia es Esther. Ella es terapeuta de un servicio telefónico contra la violencia familiar. Un día Marcela encontró el teléfono en el diario y llamó. Decía que atendían las 24 horas y los 365 días del año. Se armó de coraje y llamó. Hace 9 meses que habla con Esther dos veces semana. Espera que Miguel se vaya al trabajo y llama. Llora, se confiesa, se cuestiona, se libera y se atormenta. Le hace bien hablar con la licenciada Esther. Nunca se vieron porque Marcela todavía no se anima a ir personalmente. No se anima a hacer la denuncia.
Tiene vergüenza de que su familia no le crea. De que sus amigas la desprecien de por vida. Es que siempre creyó que estas cosas terribles ocurrían en las villas miserias. Entre gente muy pobre y sin educación. Y ella no es así. Marcela es maestra jardinera. Dejó de trabajar cuando nació Mónica, su segunda hija. Vive en un departamento de tres ambientes en Almagro y a su esposo no le van tan mal las cosas.
El golpeador, el energúmeno es subgerente de un importante laboratorio y casi llega a los 35 mil pesos por mes. En ese aspecto no hay problemas. Viven más o menos bien. Sin lujos, pero a los chicos no les falta nada. El se transforma cuando se pone corbata y el maletín negro: es un caballero, un señorito inglés. Pero los fines de semana es el diablo. El whisky lo pone como loco. O porque se pone como loco es que toma whisky… nunca lo sabrá bien. Además tomas pastillas. El viernes a la noche ya está descontrolado. Pero Marcela siente que la cosa no va más. Está embarazada de dos meses y todavía no se lo dijo a Miguel. El viernes pasado casi se lo dice porque él le pegó en la panza.
Ya está cansada de mandar a los chicos a lo de sus padres o a lo de sus suegros durante el fin de semana. Ya está cansada de mentir diciendo que se cayó por la escalera, que un día resbaló, o de esconderse fingiendo que tiene depresiones los lunes y los martes hasta que se le vayan las marcas más visibles de los golpes. Ya está agotada. Pero tiene miedo que no le crean ni sus amigas ni su familia. Si hasta sus padres lo elogian: que trabajador es Miguel. Es un poco agresivo cuando se enoja pero es bueno. A vos nunca te falta nada. ¿No es así, Marcela? “Tuviste suerte con Miguel”, le dijo su propia madre. Marcela aceptó ir hoy a ver personalmente a Esther. Marcela se enterará de que hay miles y miles de mujeres golpeadas. Y que los hijos son los testigos mas desprotegidos. Tal como le pasa a ella. Igualito.
Marcela no sabe que cada 30 horas una mujer como ella es asesinada a manos de un conocido directo de la víctima. O que en el 93% de los casos el crimen lo comete la pareja o ex pareja. Son números que hablan de su drama cotidiano. Son datos a su imagen y semejanza. Esas estadísticas ella las tiene en su casa. Ese golpeador lo tiene metido entre sus sábanas, en la cocina, en la mirada de su hijo Miguelito, que hace dos años entendió todo y no dijo una palabra. En la ausencia total de autoestima. En el pánico a empezar una vida sola porque no tiene trabajo. En los momentos más terribles, a la hora de descender a los infiernos, la pobre Marcela se llegó a preguntar si la culpable no era ella. Si no era ella la responsable de que ese dandy de maletín y celular se transformara en una especie de monstruo.
Hasta tanto llegó la humillación que ella, la víctima, llegó a dudar de su condición. Llegó a pensar que por su culpa él pasaba de ser un ángel a ser un demonio. Es que los domingos a la tarde el le pide perdón. Le dice que la quiere, le hace un regalito, le pide que la ayude, que ella es lo más importante que tiene en la vida y ella accede, no tiene otra salida y accede. La semana que viene se cumple un año del día en que Miguel le fracturó un brazo. Hoy Marcela le va a contar todo a Esther. Está decidida a pedir un abogado que la asesore y a hacer la denuncia. Sabe que no puede condenarse ella ni condenar a sus hijos a tener un padre golpeador. Está decidida a empezar de nuevo. Marcela está muy dolorida pero hay algo que aprendió para siempre. Sabe que está dando el paso más importante de su vida. Es para salvarse de la muerte.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Cristina frota la lámpara – 24 de noviembre 2014

Supongamos que un día, de tanto frotar la lámpara, a Cristina se le aparece el genio y le concede todos sus deseos. Le propongo este juego de fantasía que no es otra cosa que imaginar que pasaría en este país si todos los deseos de la presidenta se convirtieran en realidad. Para hacer este ejercicio solo basta con dar por hecho lo que expresan los voceros del gobierno. Es como decirle a Cristina: “Lo pedís, lo tenés”.
Varios jueces federales, los que no tienen la camiseta partidaria puesta, serían destituídos de inmediato y encarcelados por conspirar contra la democracia con su activa estrategia golpista, para utilizar las palabras de Capitanich. El ministro de Justicia real, Julian Alvarez muy suelto de cuerpo, dijo que El juez Claudio Bonadio parece un pistolero y que mató a dos persona con una Glock. Por lo tanto, sería ejecutado con la guillotina y el verdugo a cara descubierta sería Luis D`Elía, quien fue el que propuso la idea de clavar la cabeza del magistrado en una pica en la puerta de los tribunales de Comodoro Py. Como el vocero de Irán y jefe de los mas violentos cristinistas aclaró que se trataba de una idea simbólica, se podría armar una cabeza de cartón como un títere gigante con la cara del juez federal. Sería un claro mensaje para todos los que se atrevan a querer investigar a algún integrante de la matriz corrupta del estado. Hay que amenazar con la destitución, la carcel y el guadañazo corta pescuezos para que ni Bonadío, ni nadie, se anime por ejemplo, a citar a declaración indagatoria a Cristina, a su hijo Máximo que son los dueños de Hotesur o a allanar el nuevo domicilio legal que están dando que es en la inmobiliaria que el hijo presidencial comparte con Osvaldo Bochi Sanfelice. ¿Se imaginan el terremoto que se armaría en el gobierno? Con la cara de piedra y los bigotes de cepilo , Aníbal Fernández planteo que en ningún país serio se allana una empresa de la familia presidencial. ¿Quien le dijo semejante mentira? En los países serios por mucho menos, se castiga a los mas altos funcionarios si es que se prueba que violan la ley. Lo que no ocurre en ningún país serio es que un matrimonio presidencial asuma en el 2003 sin ningún hotel y luego de ejercer la primera magistratura, hoy tengan 3 hoteles de lujo que son ocupados por los tripulantes de la empresa estatal que conduce Mariano Recalde cuyo jefe político es el dueño de esos hoteles. Eso es poco serio. Eso es escandaloso. O que el principal contratista del estado, un testaferro o empleado de los Kirchner, alquile cientos de habitaciones en los hoteles de quien les otorgan las obras publicas y esas habitaciones no sean utilizadas. Es el manuel del lavado de dinero de la corrupción. Le pido públicamente al senador Anibal Fernández que nombre un solo país en donde pase todo esto.
¿Desde cuando no se puede investigar a la máxima autoridad de un país? ¿Donde esta escrito que todos los hombres somos iguales ante la ley menos la presidenta Cristina que se cree una reina que tiene coronita ? ¿Que impide a la presidenta rendir cuentas ante la sociedad como cualquier hijo de vecino? ¿No le llama la atención que la Inspección General de Justicia no haya accionado ante las irregularidades de la empresa Hotesur? Claro, el jefe de la IGJ y el jefe del jefe de la IGJ, militan en la agrupación La Cámpora cuyo jefe es Máximo Kirchner, uno de los dueños de Hotesur.
Si el genio cumpliera su palabra, los senadores de la oposición serían encarcelados por el repudiable delito de sedición. Eso fue exigido por Eduardo Barcesat, el abogado ultra kirchnerista y asesor de Hebe de Bonafini. Uno de los acusados, el senador Gerardo Morales, lo dijo con toda claridad: si pudieran nos meterían presos. Con lo senadores no kirchneristas presos, Cristina podría cumplir su sueño de reformar la Constitución y quedarse eternamente en el sillón de Rivadavia.
Pero como si esto fuera poco, el genio también concedería el deseo de cerrar a los diarios, canales de televisión y radios que no se arrodillan ante el poder de Cristina. Ya fueron varias veces acusados de golpistas, de articular a todos los conspiradores que quieren voltear a Cristina.
Sin jueces, senadores ni periodistas independientes de Cristina todo iría mejor para la monarquía hereditaria que pretende construir Cristina. Máximo Primero se está preparando y Néstor Ivan en cualquier momento se mete en carrera.
Es increíble la manera casi milimétrica con que los Kirchner responden ante la aparición de denuncias serias cargadas de pruebas. Siempre han sido exitosos en la carrera por escapar de las investigaciones. Lo mismo ocurrió cuando estalló el escándalo de los tristemente célebres Fondos de Santa Cruz. La reacción fue la misma que la de ahora. Acusar de golpistas y perseguir a los que denuncian, no mostrar un solo papel ni una prueba de nada, mirar para otro lado y huir hacia adelante. La hermana Alicia lo dijo con toda claridad: “Nosotros solo le tenemos que rendir cuentas al pueblo”. De las instituciones, ni hablar. Las atropellan. Las dinamitan.
Mas allá de las ironías. Por suerte para todos los argentinos, incluso los kirchneristas de hoy que pueden ser los disidentes de mañana, todavía hay pilares que sostienen la Republica que se quieren llevar puesta. Por suerte, todavía hay jueces y fiscales, legisladores y periodistas que pelean por vivir en una democracia moderna inclusiva, con mas libertades y justicia social y con menos autoritarismos fanáticos. Por suerte todavía queda una parte de la sociedad que valora la pluralidad y el dialogo democrático con el otro.
Por suerte el genio de la lámpara es apenas un relato fantástico. La realidad es mucho mas dura para Cristina pero también para los argentinos. Hay una guerra por la hegemonía política y cultural, un intento de chavizar el régimen. Ojala no pasen. Solo el tiempo y el pueblo tienen la palabra.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Entre Eliaschev y Verbistky – 22 de noviembre 2014

Advertencia: esta nota se autodestruirá en cinco minutos. No se trata de una parodia de aquella serie setentista llamada “Misión Imposible” que transpiraba espionaje desde los primeros acordes de la cortina musical del inmenso Lalo Schifrin. Es simplemente una manera de acoplarme a la flamante doctrina Verbitsky de lo que debe ser el periodismo. Mas Topo que Perro, el asesor de Cristina, resolvió tomar el camino inverso al que proclamó durante años: el del oscurantismo. El de la cerrazón informativa estalinista. Borró sus propias columnas de la versión digital de Página 12 con la excusa de no darle “información premasticada (SIC) a la nube de periodistas europeos que preparan instant books” sobre la vida del Papa Francisco. Explicación tan insólita como ridícula. Si fuera cierto, Horacio Verbitsky estaría inaugurando de esa manera una nueva forma de relacionarse con la información por parte de los cronistas: ocultarla. El mismo que escribió “Un mundo sin periodistas”, como síntesis de los deseos de los gobernantes ahora cambia el rumbo y toma la vanguardia que tanto le gusta. ¿Tendrá pensado quemar algunos de sus propios libros para evitar que le roben su trabajo que no le gusta “regalar”, tal como confesó.
¿Que pasaría si todos los periodistas toman el ejemplo de Horacio y borran sus trabajos para “no darle información premasticada” a nadie.¿Que tal si los editorialistas que escribieron loas a la dictadura retiran de circulación esas pruebas? La utilización de todo tipo de archivos y el resto de los periodistas son una de las fuentes informativas que suelen servir para inciar el camino de cualquier investigación de prensa. ¿O Verbitsky nunca citó el trabajo de algun colega para sus notas? Miles de veces. Una viene a cuento porque levantó información de un libro que escribí en sociedad con José Antonio Díaz en 1989 que se llama: ” El heredero de Perón: Menem, entre Dios y el Diablo.” El ex presidente riojano lo llevó a juicio e intentó silenciarlo porque Verbitsky había contado, entre otras cosas, que mientras estuvo preso en la cárcel Magdalena, se quebró y lloró desconsoladamente, la noche en que le informaron que había muerto su madre Mohibe Akil y por orden del general dictador Albano Harguindeguy no le iban a permitir viajar a La Rioja a darle el último adios. Son increíbles las vueltas que tiene la vida. La jueza que lo absolvió con un impecable fallo a favor de la libertad de prensa fue la doctora María Laura Garrigós de Rébori, actual integrante de Justicia Legítima. Y dos de los testigos que aportó la defensa de Verbitsky fueron Mariano Grondona y quien esto escribe. Verbitsky citó aquel libro que le dió “información premasticada” y yo corroboré que todo era cierto. Ya murieron y por eso podemos revelar nuestras fuentes. Jorge Vazquez y Diego Ibañez, los compañeros de celda de Carlos Menem nos habían contado con lujo de detalles aquel momento. Menos mal que no se nos ocurrió borrar los originales y sacar de circulación los libros. La cita de Verbitsky hubiera quedado sin sustento, pedaleando en el aire.
No creo que este tema sea algo menor. O merezca apenas un recuadrito titulado: “Fui Yo”, como intentó resolver la controversia la estrella de Página 12. Sobre todo porque lo que el diario bloqueó de su versión digital no son textos menores. Son aquellos en los que colocó al entonces cardenal Jorge Bergoglio en el lugar de colaboracionista del terrorismo de estado. Eran tiempos en que Estela Carlotto y Cristina nutrían su pensamiento de esas palabras. Eran tiempos en que Néstor y Cristina habían colocado al entonces arzobispo de Buenos Aires en el lugar de ” jefe de la oposición y diablo con sotana”. Luego se produjo el milagro mas importante del Papa: hizo mas papistas que el mismo a los kirchneristas que eran sus principales enemigos.
El kirchnerismo logró dinamitar incluso los códigos periodísticos mas aceptados y compartidos, los que sostuvieron este oficio maravilloso a lo largo de los años. El intento de aplicación de la ley antiterrorista a un colega de Santiago del Estero, el procesamiento de otro de Bahia Blanca porque se negó a revelar sus fuentes, el escrache y los ataques sistemáticos desde el aparato propagandístico del estado, la extorsión con pubicidad oficial y a los anunciantes privados, la utilización de la AFIP y la SIDE como instrumentos de espionaje y castigo, en fin, la lista es larga y nefasta.
Pero la auto censura reconocida de Verbitsky, agrega un elemento novedoso. Igual que la despreciable necrológica que el mismo diario publicó contra Pepe Eliaschev. No esta mal tener una mirada crítica de una persona muerta. Un fallecimiento no puede cambiar la opinion que se tenía de esa persona en vida. Yo fuí muy duro con Néstor Kirchner el día de su muerte. No creo que las personas que fueron malas se conviertan en buenas por el solo hecho de dejar de respirar. Lo que si creo es que en situaciones tan extremas hay que poner los huevos y la firma sobre la mesa. De hecho, tuve que pagar las consecuencias por no callar mi opinión ni siquiera en un momento tan doloroso para su familia y sus militantes. Trescientas personas desaforadas con bombos y palos estuvieron en la puerta de la radio amenazando y gritando que era yo el que tenía que morir. Tuve que salir custodiado por la policía junto a Fernando Bravo. Fue horrible. Pero pagué el costo de decir mi verdad.
Lo que si es de pésimo gusto, casi una traición a la condición humana, es matar a un muerto sin hacerse cargo de lo que se dice. La página 33 de página 12 merece estudiarse como una de las bajezas que se puede cometer en nombre de la revolución kirchnerista. Nadie suscribe la nota que titulan: “Un periodista con oscilaciones”. Se entiende entonces que esa es la opinión de los editores del diario alimentado con cataratas de publicidad oficial pero que no logra acusar peso en la balanza de las venta en los kioscos. El panfleto anti Eliaschev cita varias veces a Horacio Verbitsky. Allí “denuncia” que Pepe escribió en la revista de Montoneros y que alguna de sus opiniones estuvieron a la izquierda de la izquierda y justificaban la lucha armada. Por eso dicen que pasó de un extremo al otro. “De la izquierda proguerrillera y peronista hasta posiciones conservadoras antikirchneristas”. Lo acusan de travestismo y de negar su propia historia cuando fue notoria la profunda y sincera autocrítica que Pepe hizo de aquella experiencia y su adhesión fervorosa y sin fisuras a la democracia republicana y pacífica. Para Página 12, parece que aprender de los errores que llevaron a una generación a la muerte producto de un militarismo y un foquismo criminal, es renegar de su pasado. En realidad la reconversión de Eliaschev como la de tantos jóvenes de aquella época, se trata del reconocimiento mas sensato de un hombre que revaloriza la democracia, la libertad y el debate para siempre. Por aquellas ideas, Pepe fue amenazado por la Triple A y debió exiliarse. Luego la dictadura de Videla censuró sus apariciones radiales desde Estados Unidos. El kirchnerismo lo silenció y lo eyectó de radio Nacional por orden directa de Néstor Kirchner (testimonio de Luis Juez que estaba presente en el lugar) y el sector de la colectividad judía que tributa a los K no dejó de ensuciarlo cuando llevó su primicia internacional sobre el pacto de Timmerman y los iraníes a la tapa de este diario. Fue desmetido y atacado por el canciller de la traición y varios de sus amanuenses comunitarios. Luego, todo se confirmó, con lujo de detalles y nadie tuvo la dignidad de pedirle disculpas.
Al revés de Pepe Eliaschev, a Horacio Verbitsky le salvó la vida y lo ayudó a irse por un tiempo de país, un alto oficial de la Fuerza Aérea. Y eso que Verbitsky no era un mero redactor de “El Descamisado”. Era uno de los responsables de la temible estructura de inteligencia del grupo guerrillero.
Aprovechen a tomar nota los colegas. Sobre todo respecto de la forma en que Horacio Verbitsky fue protegido por parte de la Aeronáutica durante el genocidio. Esta nota será borrada de la versión digital de Perfil en las próximas horas. No me gusta regalar mi trabajo ni darle información premasticada a nadie. Fui Yo.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

El sueño del padre Chifri – 21 de noviembre 2014

Este domingo se cumplen 3 años de la muerte del padre Chifri. Tendrá el mejor de los homenajes porque en diciembre se va a concretar uno de sus grandes sueños: se recibe la primera promoción del Colegio Albergue de Montaña que el fundó con tanto esfuerzo. Cuando Daniel, su esposa y todos los que integran la Fundación El Alfarcito que continúa su obra visitan al Papa, Francisco siempre les ruega lo mismo: “recen por mí en la tumba de Chifri”, el cura gaucho. Para felicidad del Santo Padre, suelen llevarle artesanías realizadas por los chicos del fin del mundo. Es que el padre Chifri fue enviado a misionar allí por pedido de quien fuera el cardenal Jorge Bergoglio. Por eso nunca me canso de difundir y repetir la historia maravillosa de quien fue ese protagonista de una suerte de metáfora biblica que se convirtió en realidad.
El padre Chifri, uno de lo sacerdotes que mejor tarea solidaria realizó en el norte del país cayó del cielo. Y no es algo que tenga que ver con una creencia religiosa o una cuestión de fe. El cura Sigfrido Moroder, conocido en toda la zona de Rosario de Lerma como el padre Chifri utilizaba sus impresionantes condiciones y experiencias como deportista para moverse entre los cerros en parapente y ganar tiempo en sus visitas a los distintos pueblitos.Los habitantes de esos cerros salteños, necesitados de todo, se acostumbraron a ver llegar al cura desde el cielo, aterrizar con su parapente y persignarse en un mismo acto.
La historia del padre Chifri es un ejemplo. Desde chico mostró su fortaleza y su predisposición para el deporte. Apenas se ordenó de cura le pidió al actual Papa ir a trabajar a uno de los lugares con mayores necesidades insatisfechas de Salta. Allí el sol castiga como loco, por la noche la temperatura baja 20 puntos bajo cero y te congela los huesos y hay pequeñas comunidades de pastores de cabras que viven a 5 mil metros de altura, cerca de Dios pero lejos de la equidad social. Son pocos los que se acuerdan de sus escuelas, de sus vacunas, de sus hijos.
El padre Chifri se dispuso a llevar su mano solidaria y el mensaje cristiano a 25 parajes perdidos en el mundo y 18 escuelitas mucho más que humildes. Un día se dio cuenta que podía aprovechar sus condiciones deportivas para llegar mas rápido y mejor. Lo hacía en parapente. Era imponente verlo llegar desde el cielo. Posarse como un pájaro de fe en la tierra y predicar con el ejemplo. Se convirtió en un personaje muy querido por todos los campesinos.
Lo veían llegar desde lejos al padre Chifri. Cuando había un enfermo que socorrer o alguien que necesitaba resolver un problema, un poco en broma, un poco en serio decían: “Ahora viene volando el padre Chifri”. Y al poco tiempo el cura volador aparecía recortado en el horizonte de esas montañas maravillosas con el paisaje y mezquinas con sus habitantes. Hasta que un día ocurrió la tragedia. Un maldito remolino le provocó una caída de 40 metros. Cayó pesadamente y quedó inmovilizado. Con dolores tremendos y problemas respiratorios que lo dejaron al borde de la muerte. Cuando recuperó la expectativa de vida, tozudo, peleador y con un coraje sin igual salió a desafiar el pronóstico que decía que nunca más volvería a caminar.
Había que verlo al cura Chifri, con una voluntad de acero, haciendo los ejercicios de rehabilitación para dejar esa silla de ruedas que lo encarcelaba. Nunca fue un hombre de bajar los brazos con facilidad. Hizo un esfuerzo monumental y demostró una constancia terrible. Es que el tenía oculto un deseo íntimo que le daba una fuerza invencible: quería volver a la puna. Con su gente. Esa montaña lo había traicionado pero él quería regresar para no abandonar a su pueblo. Y un día milagroso, apoyado en sus bastones, el padre Chifri se apareció por su lugar en el mundo. Los campesinos emocionados no lo podían creer. El padre Chifri lo había logrado. Había vuelto a darles una mano. Esta vez no había llegado por el aire.
Esta vez había llegado caminando lentamente, con mucha dificultad pero con una energía envidiable y contagiosa. Porfiado el cura. No se resignó jamás a la silla de ruedas. Combatió con fuerza para seguir su tarea solidaria, su misión sacerdotal. Y siguió con su tarea de amar a su prójimo como a si mismo. De hacer el bien sin mirar a quien. De ponerse a disposición de esos argentinos olvidados por todos que vivían hacinados en sus ranchitos precarios y que casi ni conocían el dinero ni la justicia. Se alimentaban como podían con las pocas verduras que cultivaban y con las cabras y ovejas que son parte indisoluble de sus vidas. El padre Chifri continuó con su tarea titánica. Poniendo el grito en el cielo contra las injusticias. Y ayudó a crear comedores escolares en las escuelas, a instalar invernaderos para conseguir más y mejores alimentos.
Les ayudó a comercializar mejor sus artesanías. Se puso al servicio de los más débiles. El objetivo fue que cada uno se gane el pan con el sudor de su frente. Empezó a recorrer la zona con un viejo colectivo que le regalaron. Lo pintó de mil colores y lo bautizó el colectivo de los sueños. Dejó de cruzar el cielo con sus alas prestadas. Y aún así llegó a lo más alto de la solidaridad y el compromiso. Logró abrir el colegio secundario con 36 alumnos. Había que verlo encabezar las procesiones con todos los reclamos y las vestimentas típicas de la zona. Había que verlo entre los cerros con su poncho y el día que lo ayudaron a treparse a una bicicleta.
Fue una epopeya. Levántate y anda. Me hizo acordar a la bicicleta blanca de Horacio Ferrer cuando le habla a ese viejo flaco nuestro que andaba en la tierra. ¿Se acuerda? Flaco, no te pongas triste, todo no fue inútil, no pierdas la fe. En un cometa con pedales, dale que te dale yo se que has de volver. Ahora, le pido que preste atención a esto que voy a contarle ahora:
La vida del padre Chifri fue un verdadero canto de fe y de esperanza. Y digo fue y no es porque esta vez, de verdad y en forma definitiva, el padre Chifri se fue al cielo. Este domingo se cumplen tres años de aquel paro cardíaco y todavía no lo puedo creer. Tenía 46 años. Que en paz descanse.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Narcocracia y estado cómplice – 14 de noviembre 2014

El lunes le hablé de lo que pasa abajo, entre los adictos mas pobres. Hoy quiero denunciar lo que pasa arriba, entre los traficantes y los gobernantes mas ricos. La gran pregunta es : ¿Que hace el estado para combatir el narcotráfico? Y la respuesta es nada. O muy poco. Hay esfuerzos e iniciativas personales como las del secretario Sergio Berni que no alcanzan o giran en falso porque no están acompañadas de planes integrales de todos los ministerios. Hace 11 años que los Kirchner están en el poder y esa capacidad nefasta que tienen para negar lo evidente fue la que permitió la invasión silenciosa de los narcos. En todos los planos se han comportado como un estado bobo o lo que es peor, con complicidades que la justicia debería investigar.
Primero, el Sedronar. Es el organismo encargado de combatir la droga. Tiene rango de secretaría de estado. Durante 7 años, repito 7 años, no 10 minutos, el responsable fue uno de los grandes amigos de Néstor Kirchner. El dentista José Ramón Granero, por acción u omisión permitió o colaboró para que los narcos hicieran un negocio multimillonario con el delito despreciable de importar solo en el año 2007, la friolera de 20 mil kilos de efedrina. Le doy algunos cifras para que se entienda la magnitud de la corrupción. En México la efedrina está prohibida porque se utiliza para fabricar drogas sintéticas como el éxtasis. Por lo tanto vale fortunas. Argentina, en promedio, importaba 1.200 kilos por año para uso medicinal. De pronto, pasaron a 20 mil kilos. ¿Se da cuenta? Lo importaban y enseguida lo exportaban a Mexico de contrabando y ganaban cataratas de dólares. Dicen que el negocio movió alrededor de 350 millones de dólares. ¿Granero nunca se dió cuenta de lo que pasaba? ¿Néstor Kirchner no notó nada raro pese a que seguía siempre muy en detalle los números de la economía? Pero no solo Granero estuvo en esto. El ya fue procesado por la jueza Servini de Cubría. También estuvieron los tres hermanitos Zacarías. El cartel de los Zeta, se podría decir. El trío de grandes amigos de Néstor y por eso ocuparon siempre puestos claves en el estado: en el PAMI, en protocolo de presidencia y en la Sedronar. Repito: ¿Néstor no se enteró de nada raro? ¿Nada le llamó la atención? ¿Cristina no sospechó de los aportes que recibió para su campaña electoral? La mayoría eran de droguerías involucradas en la mafia de los medicamentos y en el tema de la efedrina. Hubo un triple asesinato por este tema y los Kirchner miraron para otro lado. Aquel asesinato hoy vuelve a los tribunales porque hay un expediente que dice que Damián Stefaninni, el financista que hace mas de un mes está desaparecido, según Carlos Pagni, le cambiaba cheques a los acribillados en General Rodriguez.
Insisto: 350 millones de dólares por la efedrina, aportes para la campaña de Cristina, triple asesinato, amigos de la familia como protagonistas. ¿Estado bobo o cómplice? ¿ Demasiado tontos o demasiado vivos? ¿Pobres ineficientes o Ricachones corruptos?
Hoy en la Sedronar también manda un amigo de Cristina. El cura Juan Carlos Molina que no tiene un solo antecedente como para estar en ese puesto. Y se nota en cada paso y en cada declaración. Tiene la habilidad de darse vuelta en el aire cuando le conviene. De enemigo del Papa Francisco pasó a jugarla de amigo. De decir que si fuera por él, legalizaría el consumo de todo pasó a decir que nunca había dicho eso. Es la contracara de los curas villeros que si saben lo que hacen y que ponen el cuerpo. El cura Molina sobreactúa cancherismo pero no tiene una planificación rigurosa desde el estado.
Esto es lo que han hecho los Kirchner con el principal organismo del estado para combatir las adicciones.
Simultáneamente utiliaron la Unidad de Información Financiera para hostigar y perseguir a empresarios y dirigentes opositores y para encubrir a los Lazaro Baez, en lugar de combatir el lavado de dinero. Es poco y nada lo que Jose Sbatella hizo respecto de esos océanos de dineros negros e ilegales manchados en sangre producto de las mafias organizadas. Casi no se descubrió nada al respecto. Pero la UIF tuvo un gran actividad como instrumento para castigar la disidencia política.
Ya dijimos que este país no tiene fronteras. Solo coladores por aire, tierra y agua. Ya pasaron cosas gravísimas. Intentaron asesinar a Antonio Bonfatti, el gobernador de Santa Fé. Amenazaron de muerte a Germán de los Santos, corresponsal del diario La Nación en esa provincia. Se registró la presencia de los dos máximos patrones del mal colombianos reunidos en Argentina. Entran como panchos por su casa y hacen lo que quieren. Tienen la impunidad garantizada. Tienen vía libre para sus negocios criminales. No es casual que Argentina, que era un país de tránsito, hoy sea uno de los mayores exportadores y consumidores de cocaína. ¿Quien tiene la culpa de esto? ¿ Quien es el que por irresponsabilidad, incapacidad o complicidad permitió que lleguemos hasta acá? ¿A quien hay que pasarle la factura por este veneno que asesina generaciones y que destruye países? ¿A Clarín o a Cristina?

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Pepe, periodista de raza hasta la muerte – 18 de noviembre 2014

Esto que pasa es que el maldito cáncer de páncreas finalmente asesinó a Pepe Eliaschev. Esto que pasa es que me tiemblan las manos sobre las teclas y la voz cuando lo recuerdo. Esto que pasa es que esta querida radio Mitre, este periodismo independiente que amamos y este país han perdido a uno de sus mejores hombres. Conocí pocos periodistas con la formación intelectual y el rigor profesional de Pepe. Era exigente con los demas y con el mismo hasta la obsesión. No andaba con vueltas. Decía las cosas de frente y sin eufemismos. Eso le trajo algunos problemas de convivencia en los trabajos, pero se las bancaba como un señorito. Le gustaba que mi amigo el Zorro le regalara algun habano para fumar tranquilos después de la cena. Amaba profundamente a Victoria, su mujer y a sus hijos a los que les mando el mas solidario de los abrazos. Me agasajó un día en su casa con un asado maravilloso que compartimos con Luis Brandoni y Sergio Renán. Era muy hincha de Racing. Se inclinaba en el altar democrático, republicano y de manos limpias de Raúl Alfonsín. Amaba la palabra “crocante” y yo lo cargaba con eso. El se reía en esos momentos y cuando le confesaba que mi vieja, Esther, lo admiraba mas a él que a mi. Siempre decía no te agrandés que yo te conocí en calzoncillos y se refería al tiempo que compartimos el camarín en América TV. Tenía una variedad de lenguaje notable. Utilizaba las palabras, con alas, colores y toda la multiplicidad de contenidos. Varias veces me quedé con la boca abierta viendo como improvisaba sus profundos, picantes y coherentes editoriales radiales. Cuando descubrí que no los escribía previamente pasó a ser mi ídolo. Yo redacto todos los días los textos que leo. Pepe iba tejiendo conceptos y valores en el aire al correr de su voz. Eso se llama talento. No conocí a nadie que hiciera de la columna radial un arte como lo hizo él. Siempre se sintió orgullosamente judío y jamás le gustó que lo llamaran Jose Ricardo. Soy Pepe, le decía a todos. Supo escribir en el semanario de Montoneros y luego hacer una profunda y sincera autocrítica de la lucha armada. Fue redactor en la revista “Todo” de Bernardo Neustadt junto a Miguel Bonasso. Hacían sus primeras armas en el oficio y tal vez esto lo diga como un fallido, en todo el sentido de la palabra. La tenebrosa Triple A lo amenazó y tuvo que exiliarse en los Estados Unidos. Allí hizo un postgrado de periodismo y de amor por la libertad trabajando en una agencia de noticias internacional. Hizo coberturas memorables como la de la Nicaragua del sandinismo, por ejemplo. El ejército también lo prohibió como corresponsal en Nueva York de Neustadt y Videoshow.
Volvió a la Argentina y el primero que le dió su lugar de estrella fue Juan Alberto Badía en la tele. Fue censurado por los retrógrados reaccionarios que no aceptaron que en canal 7 hiciera una encuesta acerca del tamaño del miembro viril y su relación con el goce sexual. Era pornografía, decían los fachos de entonces. Era de la patota cultural alfonsinista, lo estigmatizaron. Hoy esas encuestas picarescas serían bebes de pecho para las groserías y el mal gusto que circula por los medios. Durante el kirchnerismo extremo que lo odiaba y lo acusaba de derechista o agente del Mossad fue atacado en forma permanente pero hubo dos momentos culminantes. Primero cuando no le renovaron su contrato en Radio Nacional y Mona Moncalvillo le dijo en nombre de Néstor Kirchner: “C´est fini, negrito”. Se había terminado la voz critica e insobornable de Pepe Eliaschev por orden de los Kirchner que jamas toleraron la pluralidad de voces. Después hizo un libro al que llamó “Lista Negra” y lo presentó en el colegio Nacional Buenos Aires donde orgullosamente había cursado su secundario.
Otra vez recibió la medicina amarga de una parte de su propia colectividad judía. Tuvo una primicia internacional y la publicó en la tapa del diario Perfil. Era el pacto secreto que Hector Timerman había firmado con los iraníes en Siria. El canciller argentino, emblema de la traición, desmintió esa verdad y lo atacó igual que importantes miembros de la DAIA y la AMIA. Pepe tenía buenas fuentes y una fina intuición. El ratificó todo lo publicado y al tiempo, todo se confirmó. Todo lo que el había escrito era absolutamente cierto. Los desmentidores tuvieron que tragarse sus palabras pero fueron incapaces de pedir disculpas. En el aniversario numero 20 del atentado terrorista a la AMIA, por suerte, tanto Luis Czyzewski, como quien les habla pudimos hacer un humilde desagravio de su figura y reinvindicar su honestidad intelectual y su capacidad periodística.
Un día quise aumentar la calidad profesional de mi programa y convoque dos columnistas. A Jose Antonio Díaz en economía y a Pepe en internacionales. Fui a su oficina en la avenida Santa Fé y le confesé que me costaba ofrecerle que fuera mi columnista. “Por trayectoria y por capacidad, yo debería ser columnista tuyo, Pepe”. Eso le dije. El me contestó emocionado: “Dejate de joder, es un orgullo que me convoques y de esa manera puedo volver a la tele”. Lo habían marginado los autoritarios y el seguía peleando su oficio en radios humildes y valientes que le daban aire para que el kirchnerismo no lo asfixiara. Fue histórica su pelea en “Le doy mi palabra”, en canal 26 con Diana Conti. Ella elogió a Stalin y el le saltó a la yugular como era su costumbre. “Es un carnicero que mató a 20 millones de personas”, reaccionó. Terminó el reportaje a los gritos: Conti acusando de radical a Pepe al grito de ” Ahora votá a Cobos” y el con la velocidad de la chicana le respondió: ” Vos ya lo votaste”, porque eran tiempos de Cristina, Cobos y vos.
Lo ví especialmente cansado el día que volvimos de la Feria del Libro a estos estudios de la calle Mansilla que el tanto amaba. Me dijo que era agotamiento por tener que hacer su trabajo sin intimidad ante la vista de todos. Pero al otro día vino todo amarillo. Pronto supimos que un criminal llamado cáncer de páncreas se había apoderado de su cuerpo. La peleó con coraje y quimioterapias. Era una fiesta para los oyentes y para él cuando podía venir a hacer el programa y presentar esa música celestial que tanto disfrutaba. Esa misma música que ponemos en su homenaje para decirle chau hermano de oficio, chau Pepe querido, periodista de raza y hasta la muerte.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Combatir la narcocracia – 17 de noviembre 2014

Los curas villeros son valientes héroes sociales que combaten la droga en todos los terrenos. Sufren en carne propia semejante drama, lo padecen cotidianamente, no lo miran por televisión ni lo leen a través de los libros. Les ponen el cuerpo. Ganan y pierden en esa batalla desigual. Muchas veces se quiebran. Lloran desconsolados por las noches porque no son dioses. Son seres humanos que creen en Dios y se ofrecen como sus servidores. Como el puente entre los mortales y Dios. En esas madrugadas desgarradoras, cuando les golpean la puerte de la parroquia y le dejan un cadáver de un chico en la puerta, los curitas tienen que hacer un gran esfuerzo de fé para no aflojar. Los curas se han convertido en la infantería de la sociedad que los manda con un escarbadientes a luchar contra misiles. Como corresponde, esos guerreros con sotana primero atienden las víctimas. Les dan contención a los pìbes que tienen la cabeza quemada por el Paco y que ya no valoran su propia vida y por lo tanto no pueden valorar la vida de los demas. Por eso salen a robar y son capaces de matar a cambio de paco. Los curas no pueden con su alma. Es una tarea titánica. Necesitan mandar a esos pibes a centros de rehabilitación, darles contención, brindarles afecto y prevenir con políticas sociales inclusivas que otros joven caigan en ese precipicio de la falopa criminal.
Pero en los últimos tiempos, los curas han puesto el grito en el cielo porque tienen que enfrentarse a un enemigo poderoso y casi invencible. Los carteles de la droga y el crimen organizado.
Estas mafias se instalaron en Argentina por la soberbia, ineficiencia, falta de sensibilidad social y complicidad todos los gobiernos de la última década, los municipales y los provinciales, pero sobre todo, el estado nacional conducido por el matrimonio presidencial entre Néstor y Cristina. Hace mucho que vienen mirando para otro lado mientras dejamos de ser un país de tránsito y nos convertimos en un país ubicado entre los que mas produce, exporta y consume cocaína. Esa invasión de una verdadera potencia extranjera que nos colonizó desde adentro es el principal peligro que enfrentamos como país. Lo que algunos llaman la colombianización de Argentina es la posibilidad, todavía evitable, de que los carteles mas criminales se instalen definitivamente aquí. ¿ Por que eligen la Argentina? Incluso para hacer una reunión cumbre entre los capos máximos como reveló Navarro Wolff. Tienen varias ventajas para su negocio de la muerte y la corrupción. Nosotros no tenemos fronteras. Tenemos coladores por aire, tierra y agua. Tenemos autoridades policiales, judiciales y políticas muy permeables ante las megacoimas que ofrecen estos tipos. La exclusión social que mezcla pobreza, marginalidad, indigencia desocupación y trabajo en negro es un terreno fértil donde siembran su veneno estos mercaderes despreciables.
Y este es el principal lamento de los curitas, de los soldados de Dios en las villas. Se preguntan como hacer para convencer a un muchacho que debeb trabajar y estudiar para progresar y ser mejores personas. Solo un milagro los podría ayudar a fomentar la cultura del trabajo, del esfuerzo, del sacrifico y de ganarse el pan con el sudor de su frente. Hay algo descomunal que les pone piedras en el camino. Son los transas, los que comercian la droga. Los vendedores al menudeo, los que hacen trabajos menores dentro de esa multinacional del genocidio por goteo. Esos pibes transas ganan alrededor de 300 pesos por día. ¿Escuchó bien? 300 pesos por día los convierten en los referentes para todos los jóvenes. Ya no son mas referentes los futbolistas, o los cantantes de cumbia o los que pudieron estudiar y se conviertieron en profesionales. Ellos ven que esos personajes son los que se levantan las minas mas lindas, los que enseguida se compran una moto canchera y andan en zapatillas, altas llantas, de las mejores marcas. Es muy triste decirlo y reconocerlo. Pero no se puede solucionar un problema que se ignora. Muchos habitantes de la villa ya no quieren ni los planes sociales ni la Asignación Universal. Prefieren meterse en el delito. Porque los narcos reeamplazan al estado. Se convierten ellos en la ley. Dominan el territorio y el futuro de los que allí viven. ¿Como puede hacer un sacerdote para convencer a un muchacho que tiene que estudiar y trabajar? ¿Alcanza con hablarles de moral, ética, o de los diez mandamientos? Es un gran desafío para todos los argentinos. Para todos los dirigentes y para todos los ciudadanos. Hay que combatir a los delincuentes con toda legalidad y contudencia. Pero hay que fortalecer el tejido social, los lazos solidarios y comunitarios con trabajo, educación y futuro. Lo único que no podemos hacer es capitular. Bajar los brazos y rendirnos jamás. Sería como arrojar a nuestros hijos y a nuestro país a una gigantesca hoguera. No podemos permtirlo. Tenemos que decir todos juntos: no pasarán.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Boudou, símbolo de la decadencia K – 15 de noviembre 2014

Llamado a la solidaridad de nuestros oyentes: si alguien conoce el paradero del vice presidente Amado Boudou que por favor de aviso a la comisaría mas cercana. La última véz fue visto en un recital de la Mancha de Rolando, vestía una remera de Cristina Capitana, un jean gastado, campera de cuero y se movilizaba a bordo de una Harley Davidson de papeles tan flojos como sus documentos. Señas particulares: rubio decontracteé, cara dura y mano larga. Domicilio: Médano Sur 678.” . La ironía que expuse en radio Mitre, tenía como objetivo desdramatizar la gravedad de la situación ya que se cumplen dos semanas de un país descabezado donde nadie vió ni a la presidenta ni al vice. Es una situación insólita dentro de tantas otras a las que no tiene acostumbrado un infantilismo que sobreactúa progresismo porque alardea de lo que carece.
Dos asesinos de paseo a Tecnópolis con todos los gastos pagos por el pueblo de Chubut. Poder casi absoluto para el general César Milani. Violacion de la ley de la presidenta que no presenta ni los balances de sus sociedades comerciales vinculadas a Lázaro Báez, el empleado y no el testaferro del matrimonio, según Eduardo Arnold, quien fuera vice gobernador de Néstor. O el cura Juan Carlos Molina que no tiene cura para la droga cuando propone legalizar todo lo que se consume y 50 días después dice ante el Papa ” yo nunca propuse eso”, como si no mentir ni dar falsos testimonio no fuera uno de los diez mandamientos.
Pero eso no es todo: después de 11 años casi con la suma del poder público y con cataratas de dinero a su disposición, el gobierno a través del Cuervo Larroque plantea declarar el día de los valores villeros a virtudes que son inherentes a la condición humana y no de un sector. Mientras tanto, la situación de marginalidad extrema (y la población villera que padece esa exclusión) se multiplica gracias a la mala praxis de Axel Kicillof que habla en contra de los buitres y finge nacionalismo popular mientras entrega la industria del cable a la española Telefónica y Vaca Muerta a la norteamericana Chevrón con clausulas secretas y emite bonos con seguro de cambio al mas puro estilo Martínez de Hoz.
De todos modos, nada supera el símbolo Amado que viene perdiendo amigos en el gobierno y que acaba de perder los favores de su pareja de 5 años, Agustina Kampfer. Amado, el otrora cancherito de estado que se llevaba todo por delante hoy no se permite (o no le permiten) ni siquiera aparecer en público. Es un dato de la decadencia del oficialismo. De su parábola descendente hacia el 2015 cuando deba abandonar el poder. Con la nefasta música de más de un 40% de la peor inflación de todas que es la que va acompañada de recesión.
Amado es un muchacho que recorrió un largo camino. Varios ministros ni le dirigen la palabra. Pero la culpa no la tiene el chancho. Todos desconfían del casting con el que Cristina eligió a varios de los hombres mas importantes. Ni en el caso de Boudou para compañero de fórmula y futuro delfin ni en el de Axel Kicillof que cumple un año destruyendo el modelo productivo ni Martín Insaurralde fueron aciertos de la presidenta. No consultó a nadie y se equivocó con todos.
Muchos le recriminan eso aunque no se atrevan a decírselo en la cara. Kicillof no tiene un solo indicador positivo para exhibir desde que se hizo cargo. Insaurralde ahora es tirado a la basura por la propia Cristina que le ordena a C5678N que lo embarren y lo muestren pelilargo en su primer casamiento al lado de Menem o frívolo en el festejo mientras Lomas de Zamora sufría la inundación.
No se salva ni su mano derecha. Juanchi Zabaleta está investigado por enriquecimiento ilícito. Acusaron al secretario administrativo del senado de no declarar dos automóviles y un departamento en Puerto Madero, el lugar en el mundo del cristinismo.
Boudou ya está game over. Es un muerto político que no dejó delito por cometer. El mas burdo y que demuestra la impunidad que sentía, es la del robo a los formoseños de 7,2 millones para que The Old Fund asesorara a Gildo Insfrán para refinanciar la deuda provincial. Otro vergonzoso tiene que ver con casas populares nunca construídas ni reclamadas pese a que los fondos de Julio De Vido llegaron en el Municipio de la Costa. El resto son las mas conocidas. La intención de apropiarse de la fábrica de billetes Ciccone, su falsedad ideológica a la hora de inscribir sus autos y motos y a la hora de sobreactuar chavismo para equilibrar su formación en la ortodoxia neoliberal del CEMA y Alsogaray.
Hay derrumbe del relato. Agustina, la otrora segunda dama, no se puso colorada cuando dijo que “la política es como un hijo al que hay que darle todo” y reconoció que estuvo ” en las malas que fueron muy malas de verdad”. El amor se terminó pero las causas judiciales siguen. Ella deberá dar explicaciones al juez Ariel Lijo que la investiga por enriquecimiento ilícito y al juez Julián Ercolini por ese robo sospechoso que sufrió en su auto estacionado a la hora en que Argentina jugaba la final del mundial de fútbol. ¿Quien no saca a pasear dos notebooks y hasta un disco rígido y lo deja en el asiento de atrás del auto? ¿Se acuerdan cuando Cristina la hizo subir al escenario del triunfo electoral? ¿O cuando ella tuiteó contra los periodistas que “ya no saben que hacer para convertirme en la ex despechada que necesitan que sea”? Lo de ex se confirmó. Fue un anticipo del periodismo de la editorial Perfil. Lo de despechada lleva su tiempo. Nada es para siempre, canta Fabiana.
Lo cierto es que Amado se transformó en un emblema tanguero de un final de gobierno y de un final de carrera. ¿Terminará preso?, es la pregunta habitual en los pasillos del justicialismo donde nadie está dispuesto a darle una mano. El mismo que se burlaba de los periodistas a los que comparaba con los colaboracionistas nazis o el que se dió el lujo de expulsar del poder a un auténtico camporista como Esteban Righi, hoy siente que estàn secas las pilas de todos los timbres que aprieta. Como dijo Discépolo con sabiduría: “La indiferencia del mundo/ que es sordo y es mudo/ recién sentirás”.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Los Kirchner son aviones – 14 de noviembre 2014

Históricamente los Kirchner han tenido una relación de amor muy especial por los aviones. Ellos dicen como excusa que es porque están en el sur, muy lejos de la Capital y que allá las distancias son inmensas. Puede ser. Pero es inmoral el uso y el abuso que siempre han hecho y siguen haciendo de los aviones a los que utilizan como si fueran de su propia flota personal cuando en realidad pertenecen al estado que es de todos los argentinos. Ayer en la sección del sapo le anticipé mi bronca y mi indignación. Pero creo que no fue suficiente. Básicamente porque si un presidente o un ministro roba el dinero de los ciudadanos al evitarse pagar sus pasajes o lo malgasta está cometiendo un delito o varios. Malversación de fondos públicos, mal desempeño como funcionario, solo son los dos primeros. En cualquier país del mundo varios de los manejos oscuros que hicieron tanto Néstor como Cristina con los aviones dispararía un escándalo en la opinión pública que terminaría con un juicio político. Acá no pasa nada. O mejor dicho, el jefe de gabinete da excusas muy flojas de papeles que no muestra y encima acusa a los opositores de cometer un delito que no denuncia ante la justicia como es su obligación de funcionario. Dijo Coqui que la contratación de un avion privado suizo se hizo según la reglamentación correspondiente. Sería bueno que muestre el expediente administrativo. ¿Hubo licitación o compulsa de precios? ¿Entre que empresas? ¿Cuanto nos costo la jodita de ir a Australia en un Falcon Jet de lujo? 600, 700 mil dólares, ¿Lo sabremos alguna vez? Sería bueno que muestren el contrato o la factura. Una rendición de cuentas como corresponde. Jorge Milton dijo además que todos los dirigentes opositores usan aviones privados para hacer campaña como parte de un financiamiento ilegal de la política que nadie denuncia. Nadie denuncia dice Coqui y el tampoco denuncia. Pero el como funcionario está obligado a presentar los papeles y decir todo lo que sabe ante los tribunales. No debe ser cómplice con su silencio. Si es cierto lo que dice hay que castigar a esos dirigentes opositores y si no es cierto, debería callarse la boca y dejar atacar como sistema de defensa.
Lo de ayer en Río Gallegos da verguenza ajena. Tres aviones en pocos minutos para trasladar a a ministros. Un Focker de la Armada con el ministro de defensa, Agustín Rossi. El Tango 10 que llevó solo a la cuñada presidencial Alicia Kirchner y el Tango 04 con Timmerman y Kicillof que se subieron de inmediato al jet que los llevo a Australia. Una nave de 13 plazas y dos baños de un lujo faraónico. Son aparatos de última generación que como dijo Marcelo Longobardi esta mañana suelen utilizar los jeques árabes o los jefes narcos. ¿Son los patrones del aire y de la tierra? ¿Escrituraron el estado a su nombre? ¿Argentina es un bien ganancial?
Néstor como gobernador compró dos aviones. El que se hizo mas famoso fue el Cessna Citation que entró al país libre de impuestos porque iba a servir como avión sanitario. El diputado Omar Muñiz denunció que lo utilizaron para la campaña del 2002 y Cristina lo puso a disposición del senador correntino Lazaro Chiappe para que viniera a votar una ley en la época de Duhalde.
¿Se puede dilapidar asi los dineros públicos? ¿Un empleado de todos nosotros como es un funcionario no debería cuidar nuestro dinero? ¿La austeridad es ética y también justicia social? Se imaginan todas las soluciones que se pueden dar a la gente que mas necesita con semejante fortuna quemada por la comodidad o frivolidad de estos muchachos que, encima, trabajan de revolucionarios y de la boca para afuera dicen que están con los pobres pero viven en Puerto Madero. Los compañeros periodistas de OPI Santa Cruz que tienen los huevos grandes como esos aviones mostraron fotos y pruebas de todo. Y también cuando Cristina utilizaba el avion para que le llevaran los diarios a Rio Gallegos desde Capital. Un despropósito, un capricho monárquico. O utilizar los tangos para trasladar muebles, sabanas o toallas que luego fueron a equipar los tres hoteles de alta gama que tienen en Calafate. ¿Como se llama eso? Y el helicóptero que usó como dádiva Amado Boudou para un acto en Necochea. Y el avion con el que Cristina trasladó a su hijo para que fuera atentido en un sanatorio privado en una situación muy poco clara que nadie explicó todavía. Usan los aviones como los mortales nos tomamos un taxi o un colectivo. Hasta el Papa viaja en Alitalia. ¿No quieren utilizar Aerolíneas Argentinas?
Algunos chicaneros de las redes sociales decían que los Kirchner prefieren los aviones a chorro. O que ellos son unos aviones a la hora de enriquecerse. Pero lo cierto es que no sienten culpa por despilfarrar nuestro dinero. Mientras los muchachos kirchneristas vueltan alto, los ciudadanos tenemos que ajustarnos los cinturones. Hay un frente de tormenta y las turbulencias ya se sienten. Es hora de aterrizar. Margarita Stolbizer dice que el kirchnerismo en materia de corrupción es peor que el menemismo. Es hora de despegar.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Madre coraje de Cromañon – 13 de noviembre 2014

Hace diez años yo trabajaba en Radio del Plata. Me levantaba todos los días a las 4 de la mañana para preparar el programa que comenzaba a las 6. Apenas encendí la radio, antes de ducharme, entendí la magnitud de la tragedia de Cromañon. Las voces desencajadas de los chicos y de los movileros, las sirenas de las ambulancias y los bomberos y el horror que flotaba en el aire, me empujaron a Ideas del Sur. Apenas llegué me hice cargo de la programación. La radio como debe ser, ser puso al servicio de las víctimas y de los familiares que, enloquecidos no sabían que hacer. Fue una experiencia que me marcó para siempre. Un boliche bailable, de pronto se convirtió en un infierno y de inmediato en una tumba colectiva de 194 chicos y chicas. Hoy lo digo y todavía me resulta incomprensible. No soporto ni siquiera pensar en las imágenes de esos jóvenes asfixiados por el veneno criminal del humo, arrastrándose por el piso para buscar oxigeno o aplastados contra las paredes por la avalancha de quien no sabe que huye hacia la muerte. Aquel edificio maldito se convirtió en un agujero negro. En el luto que todos llevamos aquel fin de año sin brindis. No olvidaré la discusión que tuve con mi hijito que tenía 15 años. Toda la familia se había preparado para celebrar con la alegría del encuentro y con pirotecnia. Yo pedí que en esa casa no se tirara ni una cañita voladora. Debíamos tener respeto e inclinarnos ante la muerte joven y multiplicada. Diego era un pibe que no lograba comprender en profundidad lo que pasaba. Quería escuchar sus petardos y hacer volar sus bengalas de colores. Un primo me dijo: ” dejálo que tire unos cuetes, no entiende, es un chico”. Yo por suerte me mantuve inflexible y le dije: “Cuando sea mas grande va a comprender”. Después vino el cardenal Jorge Bergoglio, antes de ser el Papa Francisco, que le recriminó a esta ciudad no haber llorado lo suficiente a los dueños de esas zapatillas que se habian convertido en símbolo de la ausencia y la corrupción que siempre mata. Porque mas temprano o mas tarde, la corrupción siempre mata a los ciudadanos. Hace poco, no recuerdo porque salió el tema y Diego, ya periodista, me dijo: ” Menos mal que no me dejaste tirar pirotecnia aquella noche.”. Había comprendido. Había madurado. Pero la justicia y la paz para que descansen aquellos chicos todavía no llega.
Hoy recordé esta historia personal mientras el corazón se me estrujaba mirando una foto que Daniel Cáceres publicó en Clarín. La mirada se me humedecía al ver a Nilda Gómez sosteniendo la foto de su hijo Mariano que no pudo salir de Cromañon. El muchacho de 20 años tiene el pelo y la barba larga, una campera de jean, casi el uniforme de un chaboncito seguidor de Callejeros y sus manos juntas como rezando una plegaria. Nilda tiene una tristeza sin fin en su mirada. La atravesó el peor de los destinos. No hay nada mas cruel que perder un hijo. Es algo imposible de pensar y de nombrar con palabras. Tal vez por eso el diccionario no encuentra el término correcto para describir a un padre que pierde a un hijo. Un hijo que pierde a un padre, es huérfano. Pero si es al reves, estalla la lógica humana y el cerebro.
A Nilda se la vé tranquila con su conciencia porque hizo y hace de todo por Mariano. Pero es como una mujer sin alma. Sigue viviendo en homenaje a su hijo pero es como si le hubieran amputado la capacidad de ser feliz. Muchas madres se cuelgan de sus cuellos las fotos de sus hijos. Vuelvan al origen del parto porque es como si volvieran a llevarlos encima. En sus entrañas pero a la vista de todos. Como un testimonio que pega siempre el alarido que pide juicio y castigo a los culpables.
Nilda Gómez fue parida por su hijo como todas las de su estirpe y su drama. Acaba de recibirse de abogada a los 57 años . Es como si hubiera cumplido un mandato de su hijo. Antes de que el fuego y el humo de la irracionalidad y la ausencia del estado se lo llevaron de la tierra al cielo, Mariano estudiaba para ser abogado. Una vez por semana se cruzaba con su vieja en el bar de la facultad donde ella cursaba un master en educación. Que maravillosa metáfora. Cuanta esperanza. La madre y el hijo con los apuntes tomando un café y criticando a los profesores como dos compañeros de la universidad. Como cuando Nilda le servía la leche apenas Mariano llegaba de la escuela.
Nilda Gomez se cargó su cruz y salió a ser cada vez mejor madre y mas solidaria. Se quemó las pestañas y hoy tiene su título de abogada. Se puso en lugar de su hijo. Y de paso podrá comprender mejor lo incomprensible de esos expedientes manchados de sangre y dinero negro y negligencia de los gobernantes. Y de paso podrá ayudar a todos los padres que debieron pasar por el mismo calvario. A todas esas almas en pena que están desgarradas por dentro y siguen peleando por fuera. Por eso Nilda conduce una entidad que se llama “Familias por la Vida”. Por eso trabaja codo a codo con los inspectores y con las denuncias de la gente que no quiere ser cómplice de las irregularidades que ve en los boliches. Hay que
que decir que Nilda le enseñó a leer a un chico de Corrientes que tenía todas las necesidades básicas insatisfechas. Y que ahora Jorgito vive con ella y ya está en el secundario. O que Nilda, como si todo esto fuera poco, como si estuviese recorriendo un camino para convertirse en santa, le donó un riñon a su hija Carolina que hace poco la recompensó con una nietita que recuperó para la familia el ciclo de la vida.
Nilda es un ejemplo. Apenas aprobó la última materia plantó una araucaria en el jardín de la facultad como puente hacia el futuro. Soportó el mas terrible de los terremotos personales. Perdió lo que mas quería en la vida pero no se rindió. Es un espejo donde mirarnos los que nos quejamos todos los días muchas veces por pavadas. Se cayó en lágrimas pero se levantó mil veces. Tiene el diploma que Mariano quería, trabaja ayudando a los que padecieron su mismo drama, ayudó a vivir a su hija que ahora está en diálisis y educó a un hijo del corazón. Es el milagro de la esperanza. Es la forma de convertir la muerte en vida. Es no bajar los brazos jamás. Es Nilda Gomez, la madre coraje de Mariano.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados