Lanata: una película de terror – 20 de octubre 2014

Anoche, Jorge Lanata nos mostró una película de terror. La que confirma que el gobierno de los Kirchner violó con corrupción casi todo el estado nacional. No dejaron virgen ni siquiera los organismos que tienen que ver con la cultura. Todo lo contrario. Utilizaron a los artistas de todos los rubros como un afiche de propaganda y como un escudo para ocultar múltiples estafas y enriquecimientos varios.
La película de terror de anoche tiene varios capítulos pero el argumento central pasa por una fortuna entregada en subsidios a los amigos para que hagan alguna película, muchas de las cuales no se hicieron o no se sabe donde están y en varias situaciones, la rendición de cuentas de los productores del palo son burlas a los argentinos mas pobres a los que dicen defender. El programa bautizó “Plata dulce” y “Plata quemada” a las irregularidades que cometieron tanto Jorge Coscia como Liliana Mazure cuando estuvieron al frente del Instituto Nacional de Cine. Un experto en el tema como Julio Raffo, quien además es legislador de Pino Solanas, insospechado de ser un buitre derechista y golpista, aportó datos que nos revolvieron el estómago. Por el choreo liso y llano y por la impunidad con la que se mueven. Levantan el dedito y nos hablan de la cultura nacional y popular y se la llevan en pala. Estamos hablando de un presupuesto de 600 millones de pesos. Le doy un solo dato:en España el instituto tiene 200 empleados, acá, 800.
Era muy triste ver en el rol de aplaudidores oficiales a actores como Pablo Echarri, Andrea del Boca y Federico Luppi, entre otros. A tipos que viven del estado casi como si fueran empleados públicos como Ignacio Copani. Es doloroso que todos los argentinos hayan pagado el festejo de cumpleaños de Mercedes Morán en el exterior. Casi 900 euros con postre y todo que bien podrían haber pagado de su bolsillo los que no tienen problemas para llegar a fin de mes.
Jose Miguel Onaindia, respetable y democrático intelectual y ex funcionario de la Alianza dijo que una frase común de Jorge Coscia era :” Yo no hago política para hacer caja, hago caja para hacer política”. Es decir que con el dinero de todos hacen lo que quieren. ¿Combatiendo al capital o afanando el capital?
Julio Raffo descubrió que le dieron dinero a unos muchachos para que filmaran un documental sobre Alcira Argumedo, valiente y brillante intelectual de izquierda que también milita con Pino Solanas. Un documental sobre ella, sobre el que ella, no se enteró y nunca pudo encontrar una copia para ver que decían. Raffo calificó eso como un verdadero latrocinio. Los sinónimos de esa palabra en el diccionario de la Real Academia, son: robo, hurto, timo, fraude, dolo, pillaje, rapiña, saqueo, estafa, desfalco. Todo eso es lo que denunció Jorge Lanata y su gran equipo de periodistas de investigación. Su ex patrón y amigo en Página 12, Fernando Sokolowicz recibió miles y miles de pesos por un par de películas por lo menos: una sobre Juan Pablo II donde se presenta una factura de una farmacia de Mexico o el alquiler de un departamento a su hijo. Para otro trabajo sobre la “Llama en el paisaje andino”, recibió 400 mil dólares de ese momento y después pidió mas dinero proque no le había alcanzado. Son insaciables los muchachos. Es que aman tanto la cultura que nos quieren educar a nosotros a toda costa. Deberíamos agradecerles su vocación de educadores del pueblo. Con una sola aclaración: con la nuestra no, muchachos. Sean creativos, hagan cine de vanguardia, guien con sus documentales hacia la revolución a los proletarios del mundo, todo bien, pero con la guita de ustedes. Prueben una vez y verán que el bolsillo duele cuando es propio. Y que cualquiera es el Che Guevara con la plata de otros.
Nadie auditó nada. Todos miraron para otro lado. El juez Claudio Bonadío está investigando este barril sin fondo y sin verguenza. Unos funcionarios del Instituto fueron a un festival en Brasil y pasaron una factura de un cabaret de San Pablo. Fue una noticia de puta madre. Y ni hablar de los hallazgos que daban verguenza ajena que revelaron de otros templos de la cultura como el Museo del Bicentenario donde se venden un termo con las fotos de Cristina y Néstor jóvenes y militantes y una taza para tomar cafe con el logo de 678 por la módica suma de $70 pesos. No se sabe si hay descuento con la tarjeta Boudoucard o si te hacen un descuento por la que tiene la cara de Orlando Barone. El momento culminante de mi marcha de la bronca fue recordar porque ya lo había visto, el spot publicitario donde comparan a Jose de San Martín y Néstor Kirchner solo porque nacieron el mismo día. Es bizarro y tragicómico. El padre de la patria al mismo nivel que el patrón del mal de Rio Gallegos. ¿No sera too much, estimada arquitecta egipcia? ¿ No saben que del ridículo nunca se vuelve, exitosa abogada y amiga de Vladimir Putin? ¿Para cuando la película de Eva y Cristina? Se podría titular: ” Eva volvió y fue millones en el patrimonio de Cristina”.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Se va Cristina y viene el diablo blanco – 18 de octubre 2014

Según la versión que grabó Atahualpa Yupanqui en 1969, la canción de cuna para un negrito, le advierte que “si no se duerme/ viene el diablo blanco/ y zás/ le come la patita”. Manotazo de ahogado, el cristinismo amenazó con el mismo terror a los argentinos que cometan el suicidio de votar a algún opositor. Fue una primicia del Clarín Camporista. En sus portadas aseguraban que si ganaban Massa, Macri o Cobos iban a pagarle a los fondos Buitres, algo que según información calificada ocurrirá a principios del año que viene tal como le anticipó Alejandro Vanoli a banqueros internacionales. Solo falta encontrar el disfraz de gesta heróica. Como llenarle la cara de billetes a los buitres desde la izquierda revolucionaria. Pero esta semana todo el oficialismo salió a advertir que si ellos no siguen en el poder después del 2015 van a llover calamidades sobre esta patria. Va a venir el diablo blanco y no nos va a comer la patita pero, agoreros, auguran que nos van a comer los salarios con un 40% de inflación, o con el antipopular cobro de impuesto a las ganancias a los trabajadores. Algunos llegaron a la exageración de decir que con el próximo presidente se va a restringir la posibilidad de comprar dólares o se va a paralizar la actividad inmobiliaria e incluso se va a desatar la peor de las recesiones que es la que frena la economía y el consumo pero no logra bajar los precios. Cristina nos advierte que el país con Massa, Macri o Cobos en el sillón de Rivadavia producirá una fractura social expuesta terrible porque inoculará el odio en las venas abiertas de la sociedad. Dicen que ese cambio de gobierno desatará la inseguridad, y el delito mezclado con el narco que lo hace mas sanguinario todavía. Si Cristina o alguien que ella bendiga con su dedo, no sigue gobernando, asistiremos a verdaderos tsunamis económicos. Diagnostican que podemos llegar a dilapidar 163 mil millones de dólares del superavit externo o permitir la fuga de casi 95 mil millones de dólares. O que tendremos 10 millones de pobres y el 35% de trabajadores en negros. El ala iraní del cristinismo anunció que se vienen crimenes de la derecha contra los enfermos de SIDA. Y la Santa de Santa Cruz, emocionada con el “cuete” de Julio De Vido, por cadena nacional, advirtió que el diablo blanco va a querer derogar los satélites y varias leyes, incluso la ley de gravedad.
Hay que tomar con cierta ironía semejante campaña K. Lo único que nos falta que nos digan que el próximo gobierno va a ser tan corrupto que va a tener un vice presidente que robará una fabrica de billetes, falsificará tres veces sus documentos o un empresario testaferro que se enriquecerá a la velocidad de la luz y pagará fortunas por cientos de habitaciones de hoteles del futuro presidente que nunca utilizará.
Hay que decirlo de una buena vez: Cristina nos amenaza con un fantasma muy parecido a su actual gobierno. Todas estas cosas ocurren ahora. Y es mentira, a lo sumo una expresión de deseo, que todo el mundo hable maravillas de este país, como ella dijo. Todo lo contrario: junto con Venezuela somos los dos países del planeta con inflación colosal. Nos acompañan varios países africanos. Reforzamos el chavismo con putinismo en los ataques a la libertad de prensa.
Esta nueva etapa de los humores de Cristina tiene el mérito de ordenar el rompecabezas electoral que se viene. Está claro que Daniel Scioli es Cristina. Que el gobernador ató definitivamente su suerte como candidato a la voluntad y a la gestión de la presidenta. Su participación como principal vocero de las acusaciones contra la oposición que trae el apocalíspis, cierran definitivamente el sueño de ruptura del sciolismo que algunos todavía albergaban. Ya casi no existen los famosos “operativos de diferenciación” y una de las variantes que Cristina estudia con seriedad es bendecir a Scioli pero sin que él pueda colocar un solo consejal en las listas ni elegir un ministro. Hay otras alternativas en estudio en la Casa de Gobierno pero esta se fortaleció en consonancia con la consolidación en las encuestas tanto de Sergio Massa como de Mauricio Macri.
Pero esta es otra batalla. Massa primereó con los radicales que pueden ser gobernadores y aspira a subirse al escenario del ganador en algunas elecciones provinciales anticipadas. Macri intentó primero esa movida pero luego eligió el camino de fortalecer su propio espacio, con candidatos propios en distintos distritos. Las urnas dirán quien tenía la mejor táctica. Porque en varios distritos, si los candidatos radicales no son apoyados por Macri y Massa, podrían perder a manos de caudillos peronistas históricos que pueden ser menemistas o kirchneristas segun venga la mano. La gran esperanza de estos caudillos del interior es Daniel Scioli. El también acompañó a Menem y a Duhalde hasta sus últimas horas y repetirá ese gesto de lealtad con Cristina. Solo falta saber de que manera resolverá este desafío el Frente Amplio UNEN. La realidad y las movidas políticas le hacen correr el serio riesgo de la tupacamarización. Todos tironean y se quieren llevar un pedazo. Eso puede terminar con un radicalismo fortalecido con media docena de gobernadores o atomizarlo en partidos regionales. Se verá. Eso es discutible.
Lo que a esta altura del desarrollo democrático no se puede discutir mas, es en términos de vida o muerte según se el partido que gane una elección. La irracionalidad de Alex Freyre fue la de un perejil autoritario y discriminatorio. Pero hubo varios dirigentes mas representativos que siguieron la misma línea. Hasta el prudente Julián Domínguez entró en ese juego perverso planteando que hay dos proyectos en pugna, uno de vida y otro de muerte. Si el cristinismo considera que Massa, Cobos o Macri por no ser populistas autocráticos tiene un proyecto de muerte por estrangulación económica de los mas pobres, habría que calificar a Carlos Menem de asesino serial. Y muchos de los defensores de Cristina fueron defensores del ex presidente riojano.
Hoy por suerte, no hay propuestas ni dirigentes que fogoneen salidas extremas ni violentas. Y si hay algun eslabón perdido de los 70 que aún está afiliado a la lógica de exterminar al enemigo, merodea este gobierno y a esta presidenta.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Madres periodistas – 17 de octubre 2014

El anterior día de la madre, recordé que cuando recibí la primera versión del libro “Mamá” de Jorge Fernández Díaz, le mandé el siguiente comentario:
Querido, admirado y (sanamente) envidiado Jorge:
Escribiste un libro de puta madre. Un librazo que sería una injusticia que no puedan leer todos los descendientes de todas las marías de los escalones que existan en el mundo. Desde Asturias hasta Polonia pasando por Neuquén.
Yo soy uno de esos descendientes y me siento un privilegiado por haber podido llorar y reír con esos textos. En ese libro hay emoción y talento. Y la posibilidad de reconocerse en muchos de sus párrafos. Es que todos somos tan iguales…
Y encima, como valor agregado, además de una profunda radiografía de las familias inmigrantes con radioteatro incluido aparece una aproximación exquisita a la historia de nuestra bendita Argentina de las últimas décadas.
Por eso creo (tal como te lo anticipé por teléfono) que escribiste un gran libro y además una película (mezcla de Almodovar y Campanella ) y un culebrón televisivo de moderna nostalgia capaz de paralizar a la Argentina con sus amores y sus dolores. Es un libro del tipo pasión de multitudes. Profundo y sencillo. Sabio y al alcance de mi vieja.
En estos momentos de tantas angustias y de tantas inseguridades solo hay un puñado de cosas para refugiarnos. La identidad es la principal trinchera que tenemos. Igual que la familia y los afectos.
Leí y sentí la misma vergüenza de ser pobre que vos sentiste. Recordé una noche de verano con olor a espiral contra los mosquitos. La parra se caía de uvas dulzonas cuando la farmacia era casi una botica. Era Reyes. Yo había pedido una bici y los reyes cumplieron. Pero la bici que trajeron mis viejos en sus camellos no era nueva. Era (muy) usada. Tanto que era la bicicleta que mi viejo había usado cuando era chico. Una bici con más de 30 años de antigüedad. ¿Te imaginas cuando la vi? Estaba mas o menos repintada y con cubiertas nuevas para disimular sus arrugas. Un lifting que hizo por dos mangos don Trovato el dueño de la bicicleteria de San Vicente un barrio de curtiembres con aromas similares a los de Mataderos. ¿Sabés lo que hice? Era un pibe y me hice el boludo. Sobreactué mi alegría para que mis viejos no se sintieran mal por no poderme comprar una bicicleta nueva como el Yiyi , el hijo del doctor Oliva que vivía a media cuadra y que fue el primer chico del barrio que tuvo un televisor Ranser mas grande que un toro y con olor a lamparitas calientes. Les hice creer a mis viejos que me había tragado la píldora. Que la trampita piadosa les había salido bien.
Pero a la noche lloré como loco por ser pobre. Y lloré contra la almohada para que ellos no me escucharan.
Era otra Argentina. Mis viejos se quebraban la espalda laburando como burros. Día y noche. Sin empleados. Baldeando el piso y arrodillados rasqueteando la mugre por la madrugada, en batón, ojotas y pijama. Pero progresaban. Mi hermana y yo íbamos a la escuela para el orgullo de ellos. Jamás olvidaré que mi Papá estudio en la universidad y se recibió de farmacéutico a escondidas de mis abuelos. Ellos pensaban que leer libros era perder el tiempo y que la vida era solo trabajo. En aquel barrio orillero a mi viejo, los vecinos del conventillo, le decían Mayor, como deformación del “Meyer” con que mi abuela polaca y judía pobre lo llamaba.
Mayor era hijo de Samuel y Rosa de Polonia. Eran panaderos que vendían sus sabrosas facturas pintadas con brocha gorda y huevo en las plazas. Un día cruzando la calle mi zeide Samuel perdió estabilidad por el peso brutal de las gigantescas canastas con pan y medialunas que llevaba en cada brazo y con el empujón que le dio una motocicleta al chocarlo, se cayó y quedó muerto en un instante. Con su cabeza pelada como la mía y la de mi viejo reventada contra el cordón de la vereda. Nunca vi a nadie llorar con tanto dolor como cuando a mi viejo se le murió su viejo.
Aquel zeide también tenía una fuerza taurina como la de nuestros padres, Marcial y Mayor. Me cagaba a cintazos si hacía quilombo a la siesta y sus manos gigantes y callosas me inspiraban el respeto que hoy todavía le tengo al trabajo, al esfuerzo y al sacrificio. Esos hombres me enseñaron que solo se avanza sufriendo. Y creo que tenían razón hasta que apareció Freud. Ignoraban el intelecto y por eso le temían y parecían ignorantes.
Dedicarse a leer y escribir era cosa de vagos. Era demasiado fácil. Y la verdad es que nosotros ya sabemos que ser periodista es mejor que trabajar. Pero aprendimos la lección más importante. La de apretar los dientes y meterle para adelante con la fuerza y la ceguera de un arado. Nunca un franco, como tu viejo, Marcial cuando era mozo de bar en el legendario Abecé y le decían: “un Gancia y dos cortados para la cuatro, gallego”.
En realidad creo que vos y yo Jorge tenemos la potencia de nuestros viejos pero desarrollamos la vocación de nuestras madres. Tanto Carmen y Esther podrían haber sido grandes periodistas. ¿O ya lo son?
Asturianos, judíos, inmigrantes, todos saben de morriñas, rezos, destierros y discriminaciones como puñales.
Me rebeló descubrirte perseguido en el colegio por gordo y por débil con el único escudo del judo y la fé.
Te deseo que la vida te condene a ser cada vez más feliz ejercitando esa “laboriosa forma de la clandestinidad” porque la gran literatura te espera. Contá con este amigo del que no te tenes que cuidar. Seguí escribiendo películas sabatinas que se te ocurren para que tu vieja las lea. Creo que somos de una madera que no se va a ahogar nunca en el Cántabrico pero mil veces en un vaso de agua. Porque vamos a buscar nuestro destino en miles de lugares hasta comprender como dice “la Sole” que estaba donde nací lo que buscaba por ahí. En Palermo. Cerca de tu mama, de esa Carmen que quiebra psiquiatras y las deja hechas piltrafas de tanto llorar sus lágrimas lacanianas. Cerca de mujeres como ella, de sangre asturiana, que nunca pagan con la misma moneda y que tienen el destino samaritano de la solidaridad. A Dios gracias…y gracias por tu “Mamá” que es la mamá de todos.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Si se vá Cristina, viene el diablo – 16 de octubre 2014

Ojo que viene el diablo si se vá Cristina. Esto es lo que deberíamos comprender la inmensa mayoría de los argentinos. Somos tan tontos que no nos dimos cuenta que si la Diosa de Río Gallegos no sigue gobernando, a partir de 2005 el mismísimo demonio caerá sobre todos nosotros. Se abrirá la tierra bajo nuestros pies. El cielo se pondrá negro y se desatará el apocalipsis. Vote a Cristina o a quien ella ordene, señor oyente. Vote los candidatos que bendiga la Santa de Santa Cruz o de lo contrario caerán sobre este país las siete plagas de Egipto. Se lo ruego, señora oyente. Vote a Cristina o a quien ella ordene en el 2015. Para que este país siga siendo un paraíso del que todo el mundo habla maravillas y para que no caigamos en el infierno de la derecha asesina de enfermos de SIDA, de acuerdo al evangelio según D’Elía.
Parece mentira que a esta altura la presidenta haya caído en semejante infantilismo:” Nene, tomá la sopa porque si no viene el señor de la bolsa”. Meter miedo, asustar con el futuro caótico. Ya somos grandes, doctora, ya nos conocemos mucho. ¿Usted que nos quiere decir? Ya me imagino:
Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la inflación. La presidenta fue clara. Si no sigue el cristinismo en alguna de sus formas gobernando nos esperan calamidades terribles como el 40% de inflación o algún salvaje patotero armado que cometa el delito de malversar las estadísticas públicas. ¿Se imagina una país asi ? Sería terrible perder toda la credibilidad en el INDEC y padecer semejante inflación. Menos mal que ahora eso no ocurre.
Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la inseguridad. Vendrán días manchados de sangre, con crímenes y narcotráfico, con motochorros famosos que nadie castiga, con robos de todos los días y un gobierno que mirará para otro lado y que culturalmente se dispondrá a premiar a los delincuentes y castigar a las víctimas. Menos mal que ahora eso no ocurre.
Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la mega corrupción de estado a cielo abierto. Que un vice presidente se va a robar una fábrica de billetes o va a falsificiar no uno, sino tres documentos, que un empresario amigo del gobierno que venga se la va a llevar en pala, que le van a dar obras públicas para que el devuelva coimas y que seguramente va a pagar habitaciones del hotel del próximo presidente sin usarlas. Usted dice que un secretario de Transporte va a enriquecerse en forma ilícita y va a ser responsable de un siniestro ferroviario que matará a 50 argentinos en Once. ¿Es posible que nos pase semejante drama ? No estará exagerando, presidenta. Menos mal que ahora eso no ocurre.
Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la desmesura y la mala praxis económica. Que va a haber una recesión de padre y señor nuestro, un cepo irracional que frena todas las inversiones. O que no permite que lleguen insumos básicos e incluso medicamentos. O que haya millones de pobres, excluídos y trabajadores en negro. Usted cree que es posible que el presidente que venga dilapide un superavit externo de 163 mil millones de dólares y fomente la fuga de 95 mil millones de dólares. O que los que vengan van a ser capaces de firmar contratos leoninos y secretos con Chevrón. No creo. Sería una locura un gobierno que haga eso. Menos mal que ahora eso no ocurre.
Sería terrible, estimada doctora que el próximo presidente fuera capaz de utilizar una ley antiterrorista o apretar con extorsiones a los medios de comunicación o perseguir periodistas. O de apoyar a sindicalistas burócratas que hace mas de 30 años que están atornillados en sus gremios o jueces que se ponen la camiseta del gobierno y se transforman en militantes. Cree que serían capaces de firmar un pacto nefasto con Irán o celebrar la falta de libertad que hay en Rusia o en Venezuela y el hostigamiento a opositores y homosexuales. Eso sería putinismo mas que chavismo, Señora. Menos mal que eso no ocurre.
Finalmente doctora, usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Nos jura que el próximo presidente va a fracturar la sociedad y llenarla de odio entre hermanos. O que quieren ajustar para asustar o que utilizan cifras que nadie sabe de donde salen o que van a venir funcionarios que elogiaron la decada de los noventa y la privatización de YPF y que no dijeron una palabra ante la violación a los derechos humanos de la dictadura. ¿Usted cree doctora de Kirchner que semejantes calamidades se pueden abatir sobre nuestro pueblo?
Lamento en informale, señora Presidenta de la Nación que todo eso ya está pasando.
Que usted asusta con un fantasma que puede venir pero que en realidad ya está entre nosotros.
Si puede, doctora, si no es mucho pedir, abra los ojos y mire a su alrededor. Hay un país a la deriva. Nada nos puede asustar después de sus 12 años de gobierno. Ya estamos curados de espanto. Por suerte hay algo absolutamente comprobado: algunos gobiernos se suicidan, pero los pueblos no.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Margarita siempre florece – 15 de octubre 2014

El comedor Los Piletones está cumpliendo 18 años. Aquel esfuerzo titánico de Margarita Barrientos hoy es mucho mas que un comedor donde 2.300 hermanos argentinos necesitados tienen todos los días su plato caliente. Ese complejo solidario hoy tiene guardería, un centro de jubilados, consultorios médicos, una biblioteca donde hay clases para apoyar a los chicos, un taller de costura y hasta una veterinaria. En los últimos tiempos y como parte de su combate frontal contra la exclusión y la droga, inauguraron una escuela de carpintería que enseña un oficio y que ademas fabrica los muebles que se utilizan en este faro de la fraternidad instalado atrás de la cancha de San Lorenzo.
Por eso no me canso de repetir que Margarita es un símbolo de la Argentina que florece. Ella tiene nombre de flor y es la más bella del barrio. Hace ya muchos años en esta columna la definimos como la madre Teresa del bajo Flores. Es la amada Margarita Barrientos. Ella tiene mucho que ver con mi historia periodística y hasta con la de mi hijo al que llevé desde muy chico a conocer ese mundo real que los gobiernos quieren ocultar.
Muchas veces contamos su historia de sacrificio. De solidaridad. Margarita Barrientos a esta altura es un ejemplo del tipo de líderes sociales que necesitamos. Humilde, alegre, de esas que no bajan los brazos nunca, de las imprescindibles. Tiene 10 hijos a los que les enseña a valorar la vida y a pelear para progresar. Un esposo como Isidro al que le falta un brazo pero le sobra un corazón. ¿Se acuerda como fue el tema, no? Isidro estaba trabajando con un tractor y en un accidente se le cayó encima y eso le hizo perder un brazo. Pero está apuntalando a Margarita desde siempre. Anda con la camioneta de acá para allá trayendo donaciones, buscando materiales de construcción.
Porque si algo extraordinario pasa en el comedor los Piletones de Margarita es que siempre se está construyendo, en todos los sentidos de la palabra. Siempre hay ladrillos para levantar una nueva utopía. Hace 18 años que se está edificando. Cuando la Argentina se caía a pedazos en el 2.001 y todo se destruía yo fui a Los Piletones para ver que necesitaba y ellos estaban construyendo. Además en ese lugar se remonta la esperanza. Se planifica el horizonte. Se ofrece afecto, abrazos, educación, contención y dos platos de comida caliente.
Las injusticias y las adversidades le han pegado siempre en el pecho y ella siempre respondió con más esfuerzo y con más alegría. Margarita es la cocinera de los milagros. La que prepara todos los días, con sus manos generosas y su mirada limpia el sabroso milagro de un desayuno, un almuerzo y una cena para 2.300 vecinos, sobre todo chicos y abuelos de la villa. Cada vez que recibe una donación ella lo transforma en ayuda a sus semejantes. Sabe que hacer el bien hace bien y mucho mas si se lo hace sin mirar a quien. El escudo de Margarita es el delantal.
No se lo saca nunca. Siempre está cocinando, o comprando o limpiando. ¿Qué lleva a una persona a ser solidaria hasta los huesos? A dar hasta que duela como decía la Margarita Barrientos de Calcuta. Y allí está, edificando un futuro para sus hijos y para sus vecinos. A media hora del obelisco como si estuviera en medio del monte chaqueño. Cuidando las garrafas como si fueran de oro y la manteca y dulce de batata como si fueran lujos de príncipes.
Ella sabe desde la cuna lo que es la pobreza. Le pasó de todo allá, en el fondo de Santiago del Estero, en un pueblito que está lejos de todos los pueblitos. Su madre murió temprano. Su padre los abandonó y eran once hermanos. Eso suele pasar demasiado seguido en los subsuelos de la patria. Margarita sabe desde la cuna lo que es el hambre y lo que provoca. No se lo contó nadie. Sabe muy bien cuando la panza duele porque está vacía. Se sienten como cuchillos invisibles que se clavan. Por eso hace lo que hace. Lo hace porque sueña con un país donde nunca más nadie sienta esos dolores quemantes de la miseria. Hace mucho tiempo viene lavando nuestras miserias y nuestros pecados en los piletones del Bajo Flores. Está lejos de Calcuta y muy cerca de las necesidades mas profundas de sus prójimos. Ella los ama como a si misma. Se llama Margarita y es una flor que nos perfuma la vida.
Entre tantas pálidas y malas noticias, entre tanta cara de preocupación y nervios bien vale la pena ver la Argentina que amanece todos los días buscando un mejor amanecer para todos. Como Margarita. Ella es de las imprescindibles. De las que luchan toda la vida. De las que trabajan todos los días ayudando a los que mas necesitan. La madre Teresa del Bajo Flores. La flor más bella.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Margarita siempre florece – 15 de octubre 2014

El comedor Los Piletones está cumpliendo 18 años. Aquel esfuerzo titánico de Margarita Barrientos hoy es mucho mas que un comedor donde 2.300 hermanos argentinos necesitados tienen todos los días su plato caliente. Ese complejo solidario hoy tiene guardería, un centro de jubilados, consultorios médicos, una biblioteca donde hay clases para apoyar a los chicos, un taller de costura y hasta una veterinaria. En los últimos tiempos y como parte de su combate frontal contra la exclusión y la droga, inauguraron una escuela de carpintería que enseña un oficio y que ademas fabrica los muebles que se utilizan en este faro de la fraternidad instalado atrás de la cancha de San Lorenzo.
Por eso no me canso de repetir que Margarita es un símbolo de la Argentina que florece. Ella tiene nombre de flor y es la más bella del barrio. Hace ya muchos años en esta columna la definimos como la madre Teresa del bajo Flores. Es la amada Margarita Barrientos. Ella tiene mucho que ver con mi historia periodística y hasta con la de mi hijo al que llevé desde muy chico a conocer ese mundo real que los gobiernos quieren ocultar.
Muchas veces contamos su historia de sacrificio. De solidaridad. Margarita Barrientos a esta altura es un ejemplo del tipo de líderes sociales que necesitamos. Humilde, alegre, de esas que no bajan los brazos nunca, de las imprescindibles. Tiene 10 hijos a los que les enseña a valorar la vida y a pelear para progresar. Un esposo como Isidro al que le falta un brazo pero le sobra un corazón. ¿Se acuerda como fue el tema, no? Isidro estaba trabajando con un tractor y en un accidente se le cayó encima y eso le hizo perder un brazo. Pero está apuntalando a Margarita desde siempre. Anda con la camioneta de acá para allá trayendo donaciones, buscando materiales de construcción.
Porque si algo extraordinario pasa en el comedor los Piletones de Margarita es que siempre se está construyendo, en todos los sentidos de la palabra. Siempre hay ladrillos para levantar una nueva utopía. Hace 18 años que se está edificando. Cuando la Argentina se caía a pedazos en el 2.001 y todo se destruía yo fui a Los Piletones para ver que necesitaba y ellos estaban construyendo. Además en ese lugar se remonta la esperanza. Se planifica el horizonte. Se ofrece afecto, abrazos, educación, contención y dos platos de comida caliente.
Las injusticias y las adversidades le han pegado siempre en el pecho y ella siempre respondió con más esfuerzo y con más alegría. Margarita es la cocinera de los milagros. La que prepara todos los días, con sus manos generosas y su mirada limpia el sabroso milagro de un desayuno, un almuerzo y una cena para 2.300 vecinos, sobre todo chicos y abuelos de la villa. Cada vez que recibe una donación ella lo transforma en ayuda a sus semejantes. Sabe que hacer el bien hace bien y mucho mas si se lo hace sin mirar a quien. El escudo de Margarita es el delantal.
No se lo saca nunca. Siempre está cocinando, o comprando o limpiando. ¿Qué lleva a una persona a ser solidaria hasta los huesos? A dar hasta que duela como decía la Margarita Barrientos de Calcuta. Y allí está, edificando un futuro para sus hijos y para sus vecinos. A media hora del obelisco como si estuviera en medio del monte chaqueño. Cuidando las garrafas como si fueran de oro y la manteca y dulce de batata como si fueran lujos de príncipes.
Ella sabe desde la cuna lo que es la pobreza. Le pasó de todo allá, en el fondo de Santiago del Estero, en un pueblito que está lejos de todos los pueblitos. Su madre murió temprano. Su padre los abandonó y eran once hermanos. Eso suele pasar demasiado seguido en los subsuelos de la patria. Margarita sabe desde la cuna lo que es el hambre y lo que provoca. No se lo contó nadie. Sabe muy bien cuando la panza duele porque está vacía. Se sienten como cuchillos invisibles que se clavan. Por eso hace lo que hace. Lo hace porque sueña con un país donde nunca más nadie sienta esos dolores quemantes de la miseria. Hace mucho tiempo viene lavando nuestras miserias y nuestros pecados en los piletones del Bajo Flores. Está lejos de Calcuta y muy cerca de las necesidades mas profundas de sus prójimos. Ella los ama como a si misma. Se llama Margarita y es una flor que nos perfuma la vida.
Entre tantas pálidas y malas noticias, entre tanta cara de preocupación y nervios bien vale la pena ver la Argentina que amanece todos los días buscando un mejor amanecer para todos. Como Margarita. Ella es de las imprescindibles. De las que luchan toda la vida. De las que trabajan todos los días ayudando a los que mas necesitan. La madre Teresa del Bajo Flores. La flor más bella.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Leuco desprecia a los buitres – 14 de octubre 2014

Ya conté que el viernes pasado, fuí a dar una charla a Esquel . Los ciudadanos en general y los productores agropecuarios en particular me recibieron muy bien. Con afecto y respeto. Pero hubo un grupo militantes subsidiados por todo el pueblo, que dicen pertenecer a La Cámpora y a una tal Jotapé Descamisados, que repudiaron mi presencia en esa bendición de la naturaleza que es el paisaje de Esquel. Con aerosol negro pintaron muchas paredes con frases insultantes y acusaciones totalmente mentirosas. La de golpista es muy fácil de desmentir. Tengo mas de 4 mil columnas editoriales escritas que se pueden encontrar en internet. Desafío a cualquiera a que encuentre algún concepto antidemocrático. Jamás hice eso. Porque creo profundamente en la democracia, en la libertad, en el pluralismo y defiendo los derechos humanos mucho antes de que Néstor y Cristina pronunciaran una sola palabra del tema, apoyo el rol del estado para asistir a las personas que mas necesitan, la educación para igualar oportunidades y la justicia social como principal objetivo. Creo profundamente que la democracia es el menos malo de todos los sistemas y que solo se arregla con mas democracia. Creo que es el mejor marco para transformar la sociedad y extirpar las injusticias. Dicho esto, también creo que los periodistas debemos ser la piedra en el zapato de todos los poderes. Del poder político y el poder económico. Por defender esa bandera tuve encontronazos con todos los gobiernos. Porque mi tarea es esa, la de mirar siempre con una actitud crítica. Los chumapemdias y genuflexos no entran en la categoría de periodismo, ese oficio maravilloso. Fue crítico de Alfonsín y de Fernando de la Rúa. Cometí errores y algunas injusticias como todos los que trabajamos en vivo y en directo. Fui implacable con Carlos Menem y con Néstor y Cristina Kirchner. Tanto en el gobierno del riojano como en el Néstor fui censurado en programas de televisión que compartí con Longobardi y en uno de ellos también con Luis Majul. Menem y Néstor en persona presionaron a los dueños del canal para levantar esos programas. Hay varios libros publicados que dan cuenta de eso.
Pero aquellas pintadas cobardes de Esquel también me decían “Buitre”, como a esta radio le dicen “radio Buitre”. La familia Kirchner que gobernó durante esta década robada fue la que fogoneó permanentemente el fanatismo, inoculó odio en las venas abiertas de esta sociedad y, como consecuencia, abrió las puertas para que grupos de canallas a sueldo maltrataran y agredieran a perdiodistas independientes. Lo hicieron desde el aparato del estado y utilizaron todas las armas a su alcance. Escraches de todo tipo, afiches insultantes, plazas públicas convocando a juicios populares y escupitajos a periodistas, apriete a los anunciantes privados, censuras, llamadas a los dueños de los medios, plan sistemático desde la televisión y las redes sociales que pagamos todos, para estigmatizar a los rebeldes,y también violentos ataques callejeros de distinta gravedad.
A esta altura, como se imaginarán, estoy acostumbrado al odio que destilan los K. Lo sufro en carne propia todos los días. Cada vez duele menos porque su poder político se va deteriorando a medida que nos acercamos al 2015. Pero tienen intacta su capacidad de daño y su ferocidad.
En la charla de Cristina y Vladimir Putin, se pueden encontrar las claves de lo que viene. Ella aplaudía con euforia a uno de los violadores seriales de los derechos humanos y de la libertad de expresión mas condenados de la actualidad. Proponían un periodismo de estado, sin periodistas y definían a la información como un arma peligrosa que lava los cerebros de la gente. Mas o menos lo mismo que pensaba Stalin. Por lo tanto, creo que no hay que dejar pasar mas ni una sola de las agresiones. Por eso me paré delante de algunas pintadas e hice la ve de la victoria. Porque una pared decía “Leuco Buitre” y yo desprecio a los buitres. Aborrezco su voracidad por el dinero. Su apuesta a la usura y la timba permanente. Por eso me producen tanto rechazo los buitres de afuera como Paul Singer, como los buitres de Santa Cruz que se enriquecieron ejecutando las casas de personas humildes que no pudieron pagar sus créditos por la ley 1050 de la dictadura militar. Esa actitud es legal pero carroñera. No es delito pero desde el punto de vista ètico y moral yo me paro en la vereda de enfrente. Yo amo a los que trabajan. A los obreros, empleados, comerciantes, empresarios y productores que se ganan el pan con el sudor de su frente. Siento nauseas y repudio hacia los buitres que hacen plata con la plata, hacia los usureros de todo tipo. Me siento en las antípodas de los buitres. Detesto y condeno a los buitres. A los del Norte, a los buitres de Rio Gallegos y a todos los buitres del mundo.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

La muerte de Cafiero – 13 de octubre 2014

El peronismo y la democracia le deben mucho a don Antonio Cafiero. El peronismo, porque con el Frente Renovador que lideró pudo sacarse de encima una manera patotera y gansteril de resolver los conflictos políticos. Y la democracia porque a la hora de la verdad, cuando las balas de los carapintadas picaban cerca, cuando la sublevación militar se había convertido en un tembladeral para el gobierno de Raúl Alfonsín, allí estuvo Cafiero, en el balcón de la Casa Rosada, codo a codo con los que defendieron el sistema frente a semejante ataque.
La muerte de Antonio Cafiero a los 92 años ya se había producido de alguna manera cuando perdió al gran amor de su vida: Anita Goitía. Fue con ella con quien tuvo diez hijos y levantó una familia numerosa de impronta cristiana pero con gran militancia política en el justicialismo aunque no solo en ese partido. Le hice muchos reportajes. Lo ví muy emocionado una tarde en que me contó su niñez, ayudando en el puesto de verdulero que tenía su padre inmigrante italiano en el mercado: “a 20 la mandarina”, voceaba como si estuviese en aquellos tiempos ofreciendo su mercadería. Se hizo bien de abajo. Supo asimilar con hidalguía las derrotas. Como aquella que sufrió en esa interna presidencial histórica contra Carlos Menem. Cafiero era presidente del PJ y manejaba toda la estructura. Sin embargo un riojano que venía del interior profundo había conmovido la sensibilidad de los mas pobres y no hubo apelación a la racionalidad política que pudiera cambiar ese rumbo. Me tocó cubrir como periodista aquella instancia y recuerdo las caricias que su mujer le brindaba para acompañar su tristeza. Fue la primera y la última vez que el peronismo eligió en internas a su candidato a presidente. Es que Cafiero, que había sido un leal peronista y el ministro mas joven del primer gobierno de Juan Domingo Perón, había comprendido muy bien las nuevas demandas de calidad democrática e institucionalidad. Era un hombre de dialogo. Tal vez por eso llamado fue definido como el mas radical de los peronistas en referencia a que a Raul Alfonsín lo definieron como el mas peronista de los radicales. Ambos ayudaron a transformar sus partidos y a edificar la nueva democracia.
Fue gobernador de la provincia, senador y diputado nacional y formador de jovenes cuadros como Felipe Sola quien lo definió como su padre político, Jorge Telerman, Eduardo Amadeo, Hernán Patiño Mayer y hasta Chacho Alvarez alguna vez reconoció haber abrevado en el cafierismo. Siempre fue elegante, con sus nudos gruesos en la corbata y un gran seductor. Muchos historiadores no se ponen de acuerdo en cuando fue el momento en que se cerró aquella grieta histórica que dividió a muerte a la sociedad con la lucha entre peronismo y antiperonismo. Algunos la ubican cuando Ricardo Balbín fue a visitar a Perón a Gaspar Campos, otros cuando el legendario chino del radicalismo, fue a despedir a un amigo el día que murió Perón en su conmovedor discurso. Yo creo que la dictadura interrumpió ese proceso de pacificación que finalmente cicatrizó cuando en lugar de ir al auxilio de los golpistas como muchos dirigentes derrotados hacían en esa época, Antonio Cafiero, fue a ponerse al servicio del presidente Alfonsín en Semana Santa para que no permitir que una vez mas se quebrara el sistema democrático. Era la gran prueba de fuego. Y el peronismo renovador que lideraba Antonio Cafiero la superó con éxito.
Cafiero también, pese a ser 100% peronista e hincha de Boca, fue un fabricante de amigos, un hombre culto y cálido y alguien que eligió no ser agresivo con nadie. De hecho por momentos se cansó de pedirle apoyo a Néstor y Cristina Kirchner para el mausoleo que quería levantar en homenaje a Perón. El presidía la comisión encargada. Nunca le prestaron demasiada atención. Por lo bajo, don Antonio solía rumiar su bronca por eso. Pero no quiso convertir sus declaraciones en un instrumento de mayor división en el peronismo. Eso no significa que no haya tenido decisión. Cuando Herminio Iglesias y otros burócratas pesados habían cerrado las ventanas del aire puro a un peronismo anquilosado, camorrero y retrógado, se fue del Pejota formal y salió a derrotarlo desde afuera en las urnas y en sociedad con gente de los kilates democráticos de don Oscar Alende y Carlos Auyero. Tuvo independencia de criterios y aunque fue disciplinado, tampoco hizo del verticalismo un paso a la obediencia debida. Por eso los Kirchner tampoco reinvindicaron su figura demasiado. Se comportó con dignidad en la cárcel de la dictadura y nunca sobreactuó por eso.
Sus compañeros peronista y sus adversarios de los demás partidos están velando los restos de don Antonio Cafiero en el senado de la Nación. En su tumba se podría escribir que ayudó a democratizar al peronismo y a la Argentina. Y que fue un buen tipo. Y sería una verdad histórica.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

El Papa construye La Paz – 10 de octubre 2014

No tengo nada en contra de los que finalmente fueron distinguidos con el Premio Nobel de la paz. Por el contrario, solo tengo respeto por su lucha. Pero tampoco quiero ser hipócrita: Para los argentinos en general y este programa en particular, la persona que más cosas concretas y revolucionarias hizo por la paz, fue el Papa Francisco. No habemus premio Nobel. Pero igual apoyamos la lucha extraordinaria que esta haciendo el ex cardenal Bergoglio.
Creo que el milagro de la paz nació en la Argentina. El milagro de Jorge Mario, el hijo de un ferroviario del barrio de Flores que un día se transformó en el Papa Francisco, en el sumo pontífice de los pobres y la paz. El Papa hizo varios milagros.
Uno es que otros dos compatriotas, el rabino Abraham Skorka y el líder islámico Omar Abboud, lograron abrazarse frente al Muro de los Lamentos para apostar por un mundo que no tenga que lamentar mas guerras ni violencias. Son tres amigos de Buenos Aires. Se pasaron horas y horas tomando mate. Días enteros hablando de religión, de como hermanarse cada vez mas en la convivencia. Discutían hasta de fútbol y de tango. Esos tres amigos del alma que le rezan a tres dioses distintos pudieron abrazarse profundamente y enviar la mejor de las señales a la humanidad. La que dice se puede. Se puede enriquecerse con el pensamiento y la fe del otro. Se puede sentir al otro como un hermano de la fe aunque recorran textos sagrados distintos. Uno se puede conmover por igual frente al Santo Sepulcro, la explanada de las Mezquitas o el Muro de los Lamentos. Es la historia de la humanidad que nos interpela para convertir al mundo en un lugar mas justo donde lo mas sagrado sea la vida.
Esos tres porteños lo lograron. Ese abrazo tardó dos mil años pero llegó. Estuvieron en las tapas de casi todos los diarios del mundo. Los tres con la cabeza cubierta. Los tres hablando en castellano. Los tres con pasaporte argentino.
Son tantas las malas noticias. Son tantos los enfrentamientos y las divisiones en la Argentina que nos avergüenza la hostilidad del camino cotidiano. Por eso, esto que pasó allá tan lejos, pero aquí tan cerca, merece ser valorado. Esa energía de esperanza y de paz que emanaron esos tres hermanos argentinos con su abrazo es la mejor exportación que podemos hacer. Es algo en que nos puede imitar. Es un orgullo nacional. Argentina es la casa que permitió esa convivencia.
Ese abrazo de las tres religiones y los tres argentinos debe convertirse en un afiche y en una bandera. Debemos levantarla bien alto. Es lo mejor que tenemos. Son tres caminos diversos y plurales hacia el mismo objetivo de que en la tierra haya mas igualdad, mas libertad y que todos podamos extirpar el cáncer moral de la guerra y la violencia. Esta tierra bendita tiene muchos problemas pero no tenemos graves conflictos étnicos ni religiosos.
Por eso desde este humilde programa venimos apostando todos los días a que Francisco reciba el premio Nóbel de la paz. Nadie se lo merece tanto. Puso a la solidaridad en un altar ciudadano. Por eso los extremistas dogmáticos y fanáticos de ambos lados lo cuestionan. Lo acusan de marxista de un lado y de marketinero conservador del otro. Pero el Papa avanza arando la tierra. Papa del fin del mundo, Papa celeste y blanco que logró otro milagro cuando Shimon Peres y Mahmud Abbas le aceptaron la invitación a rezar juntos en el Vaticano. Un avance tremendo para el diálogo entre israelíes y palestinos.
En marzo de este año se lo dije y ahora se lo repito. Esa Argentina crisol de razas, ese progreso motorizado con nuestra sangre, sudor y lágrimas y con las manos callosas de nuestros abuelos se convirtieron en los cimientos de este orgullo que podemos exhibir al mundo como una exportación no tradicional. Insisto, es el ejemplo concreto de que se puede convivir en paz. De que podemos aprender unos de los otros.
Es bueno predicar con el ejemplo. Sembrar la cultura del encuentro para cosechar la vida eterna en armonía y en paz . El fin de todo tipo de discriminación y xenofobia. El exterminio del odio racial. Ese es el mensaje. Darle una mano al que por suerte es diferente y por suerte es semejante. Ese es el milagro de la paz. Una apuesta a la paz universal que nació aca a la vuelta y está recorriendo el planeta. Por los siglos de los siglos.
Otro gran milagro fue en el Vaticano, cuando tres personas grandes, muy grandes en todo el sentido de la palabra, le dieron el mejor de los ejemplos al mundo. Rezaron frases profundas y humanitarias, pero hay una que tocó el cielo con las manos: hay que tener mas coraje para construir la paz que para hacer la guerra. Mucha sabiduría la del Papa Francisco que se sentó en el medio para convertise en un eslabón de esa cadena que tuvo en una punta a Shimón Peres y en la otra a Mahmud Abbas. Las máximas autoridades de Israel y Palestina se abrazaron y besaron sus mejillas y rezaron sus salmos gracias a alquien que despierta el orgullo argentino porque en su DNI dice Jorge Mario Bergoglio.
Es que ese Papa celeste y blanco es tan celestial como terrenal. Ofreció su humilde Casa de Santa Marta porque parafraseando a Monseñor Angelelli, tiene un oído en el Evangelio y otro en las necesidades del planeta. Tiene su fe en el cielo pero sus pies en la tierra. Y se mueve en consecuencia contra todo tipo de injusticias. Lucha contra todas discriminaciones y lo hace con una sencillez que emociona. En un momento los tres grandes de las tres religiones mas grandes apostaron a ese valor que busca lo que une para superar lo que divide. Y plantaron un olivo, todo un símbolo. Estaban en los jardines, a la sombra de la majestuosa cúpula de San Pedro. Cada uno rezó a su manera pero lo hicieron juntos, bajo el mismo cielo abierto, sobre el mismo suelo donde sembraron esa esperanza de extirpar el odio racial y la guerra de la faz de la tierra santa. Trabajan para que la tierra sea santa para todos. Para que la guerra sea un infierno en el que nadie quiere entrar. Construir conviencia, edificar pluralismo, de eso se trata. Sepultar años de muertos y horrores. Repudiar todo tipo de terrorismo fundamentalista y de violencia.
Ellos encontraron rápidamente el remedio. Reemplazar la palabra enemigo por la palabra hermano. Parece fácil. Pero es muy difícil. Asociarse en la paz, sembrar el diálogo y el intercambio de culturas para cosechar la paz, con afecto sincero, con ganas de dejar atrás la noche, de elevar sus plegarias contra todo lo que puede dividir a los pueblos de la Biblia, el Tanaj y el Corán. La paz, el shalom y el salam es un triángulo de mancomunión entre religiones, naciones, comunidades y pueblos.
Quiera Dios, Padre de Jesucristo para los cristianos, Allah en árabe, Elohim en hebreo, acompañarnos a emprender esta tarea. Mas allá del Premio Nobel, ojala este espíritu y esta esperanza de los tres grandes que se encontraron en el Vaticano y su herencia en Argentina nos sirva a todos para construir la paz y la patria que queremos para nuestros hijos. Para que todos podamos plantar nuestro olivo. Amen.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados

Cristina quiere hacer sonar el Clarin – 9 de octubre 2014

Cristina viene por todo. Ya lo había anunciado y ahora está cumpliendo con su palabra. Viene por todo lo que le ponga límites a su obsesión de convertirse en un mito viviente. Y no le importa si en ese camino se tiene que llevar puesta la libertad de expresión. La presidenta, desde el aparato del estado, viene desarrollando una campaña sistemática de ataque y persecusión al periodismo que no aceptó arrodillarse ante su altar de pauta publicitaria. La excusa de la Ley de Medios fue una careta que se cayó rapidamente. Democratizar la palabra es todo lo contrario a lo que los Kirchner hicieron a lo largo de toda su vida. Odian que alguien los controle y ellos quieren controlar todo. Por eso intentan destruir al Grupo Clarín y a todos los periodistas que quieren ejercer con dignidad su maravilloso oficio. Liquidar, desguazar, adecuación forzosa. En realidad, quieren rematar a Clarin. Re-matar, es decir, matarlo dos veces si esto es posible. Desde el fondo de los tiempos, desde la génesis del kirchnerismo, repartieron el dinero del pueblo entre los empresarios periodísticos amigos y castigaron con el látigo del hostigamiento a la prensa independiente. En Santa Cruz fueron pocos y muy corajudos los que lograron sobrevivir a semejante stalinismo patagónico.
A nivel nacional les costó mucho mas porque las proporciones son otras. Pero no dejan de intentarlo. No se rinden. La conferencia de prensa de Martín Sabbatella y la forma autoritaria que utilizó, nos exime de dar mayores detalles. Le doy un solo dato, porque para muestra, vale un botón: los dos directores del AFSCA por la oposición no pudieron ni leer el expediente. Ojos que no ven, corazón que no siente. Si eso no se llama oscurantismo salvaje, como se puede denominar. El único objetivo de la ley de Medios es romper en mil pedazos a los canales y las radios que muestran la realidad aunque no les guste a los gobernantes de turno. Cristina no soporta que canal 13, TN o esta radio o el diario La Nación o Perfil, o cientos de colegas hablen de inflación, recesión, inseguridad. Para la reina Cristina esas cosas no existen. Son sensaciones, inventos de los medios. Pero lo que mas la conmueve son las denuncias sobre Lázaro Báez, un testarrerro hecho y derecho, un hombre que se hizo ultramillonario gracias a la complicidad del matrimonio Kirchner y al que podríamos definir como un testaferro de estado. Eso es lo que pone como loca a Cristina. Porque cada vez que se levanta la tapa de una olla de Lázaro, aparece el olor nauseabundo de la corrupción y salpica a Néstor, a ella misma e incluso a príncipe heredero, Máximo. El cajero de un banco que en la década ganada se transformó en potentado es el punto de quiebre emocional de Cristina. Es que fue todo tan burdo que no hay explicación ni salvación posible. Recorrer los tribunales será su destino. Hay que explicar las empresas fantasmas en Estados Unidos, las cuentas secretas en Suiza y las Islas Seychelles, la escala que Cristina hizo en esa misteriosa isla por 13 horas, los alquileres de las habitaciones que nunca se usaban del hotel de los Kirchner y el pago de Lázaro con cheques que Máximo nunca cobraba. ¿Lavado de dinero? Parece una obviedad. Si Cristina es socia de Lázaro incluso ahora y en forma publica y notoria.
La presidenta monta en cólera y entra en pánico cuando aparece Lázaro.
Báez se levanta y anda por el poder como pancho por su casa. Es dueño. O socio, por lo menos. Por eso la presidente desde el púlpito del poder todo el tiempo y a toda hora, en todos sus discursos ataca a los medios de comunicación. Golpistas, ejercitos mediáticos, destituyentes, cadena de la mala onda, de todo nos dice a nosotros y a los miles y miles de oyentes, lectores y televidentes que elijen todos los días consumir información que no chupa las medias del poder. No es gratis que la máxima autoridad de un país dispare misiles todos los días contra el periodismo. Tiene consecuencias de todo tipo que muestre una estadística que habla del 79% de malas noticias que emite esta radio. Es riesgoso porque cualquier fanático de los que la siguen puede intentar hacer justicia por mano propia. Tiene razón Marcelo Longobardi cuando dice “quiero creer que fue un robo”. Siempre está la sospecha de que alguien le haya querido dar una paliza, una lección, meterle miedo para callarlo.
Son varios los fracasos de este gobierno. Sobre todo en lo económico. Néstor recibió una inflación del 2% y Cristina va a entregar el país con una del 40%. Y esto es solo un ejemplo. Pero desde el punto de vista simbólico, el máximo fracaso fue el oligopolio mediático de obsecuentes que construyó. Nadie los mira, nadie los escucha, nadie los lee. Pero Cristina tiene solución para todo. Hoy invento una medidora de audiencia estatal y sanseacabó. Dentro de poco el rating de Cristina va a decir que todo el mundo escucha a Victor Hugo y sigue a Diego Gvirtz y que a nadie le interesa lo que dice Jorge Lanata o Marcelo Longobardi. Tal vez eso deja mas tranquila a Cristina. Esta demasiado nerviosa porque ve que los buitres la quieren extorsionar aportando mas y mas cuentas y estafas de Lázaro Báez. Sabe que esas denuncias pican cerca. Y no quiere que nadie las publique. Es como tapar el cielo con las manos.
¿Que medidas van a tomar? ¿Actuarán manu militari? ¿Desembarcará la gendarmería en estos estudios y Luis D’Elía conducirá D Elia sin filtro en lugar de Lanata? ¿Bloquearán los equipos electrónicos? El principal objetivo es generar pánico, apretar colegas, asustar a los periodistas para que nadie hable. Quieren una censura de prepo. Les espera un nuevo fracaso: la historia demostró que eso es imposible. Nadie puede contra los sueños de libertad de un pueblo. Y la esperanza, siempre, vence al miedo. Aunque Cristina quiera hacer sonar el Clarín y venga por todo.

Publicado en Sin categoría | Comentarios desactivados